Para que tu empresa tenga éxito no solo vas a tener que ganar dinero, también vas a tener que gastarlo de manera inteligente. Descubre todos los gastos que puedes reducir en tu negocio adoptando estas 11 formas de ahorrar dinero en empresas.

Mantener una empresa y hacer frente a todos los gastos que conlleva puede ser estresante, y a veces puede pareces imposible, especialmente si acabas de empezar tu negocio.

Desde contratar personal y hacerte con todas las herramientas necesarias, hasta crear una página web o promocionarte en redes sociales, todo son gastos. No obstante, hay muchas maneras de reducir los costes en tu negocio.

Al igual que puedes ahorrar para mejorar tu situación económica personal, también puedes ahorrar dinero en tu empresa.

Hoy te dejamos algunos de los mejores trucos para recortar gastos y ahorrar dinero en tu negocio revelados por The Balance, para que puedas centrarte en crecer cada día un poco más.

  • Opera tu negocio desde casa: En vez de alquilar una oficina analiza si sería viable montar tu oficina en casa. Para ello tienes que tener una sala que puedas usar exclusivamente como lugar de trabajo, suficientemente espacioso para alojar todas tus herramientas de trabajo. Si tratas con clientes también es importante que sea un lugar espacioso. Si tu casa no cumple estos requisitos puedes alquilar una habitación, en vez de una oficina, ya que te saldrá mucho más barato. Aquí te dejamos algunos consejos para diseñar tu oficina en casa y trabajar desde ahí de manera productiva.
  • Compra equipamiento de segunda mano o alquílalo: Para tus primeros pasos no necesitas la mejor maquinaría, y puedes hacerte con equipamiento de segunda mano de buena calidad. Intenta guardar tu dinero para otras cosas, y contacta con empresas del sector para ver si están interesados en vender o alquilarte las herramientas de trabajo que necesitas. Si decides comprar asegúrate antes de que esté en buenas condiciones con el asesoramiento de un profesional.
  • Usa software gratuito: Muchas veces puedes acceder al mejor software de forma gratuita, solo que no tendrás acceso a algunas funciones premium. La cosa es que muchas veces no necesitas esas funciones caras. Antes de comprar software pregúntate si sería suficiente con la versión básica y ahórrate la licencia.
  • Recurre al trueque: Para ahorrar costes puedes recurrir al clásico truque: tu servicio por mi servicio. Imagina que eres experto en programación web, y una empresa de marketing te pide que le prepares una página web. En vez de darle un presupuesto antes analiza si te interesa más que preparen tu campaña de marketing, de esta manera tu capital se mantendrá intacto.
  • Busca los mejores descuentos: Parece lógico, pero muchos lo pasan por alto. Si buscas y negocias puedes conseguir buenos descuentos, no te lances a la primera oferta que veas. A la hora de hacer negocios recuerda que tienes derecho a decidir sobre los términos de venta, por ejemplo. Otra opción es que, en vez de comprar negocies un préstamo: el vendedor te deja sus productos y le pagarás una vez los hayas vendido, llevándote un porcentaje. Mejora tu capacidad de negociación con estos consejos.
  • Compra al por mayor: Esta es una manera segura de hacerte con los mejores descuentos. Si se trata de un producto que no caduca y que venderás/necesitarás seguro apuesta por la venta al por mayor.
  • Busca trabajadores freelance: Piénsalo bien antes de contratar a un empleado a tiempo completo, ¿realmente necesitas sus servicios todo ese tiempo? Puede que contando con la ayuda de un freelance por encargos sea suficiente. Te ahorrarás todo tipo de gastos que en tus comienzos no puedes permitirte.
  • Contrata de manera estratégica: Es probable que no necesites el mejor talento para dar tus primeros pasos. Cuando empiezas un negocio piensa más en buscar apoyo más básico, contando con la ayuda de un becario por ejemplo, o haciendo contratos cortos o específicos para una tarea o periodo determinado.
  • Invierte bien el dinero que ganas: Antes de invertir tus beneficios en tu negocio constantemente analiza si es el momento ideal para que tu empresa crezca y se expanda, o si te interesa más simplemente mantenerlo de momento. En caso de que no sea la primera opción, no sigas invirtiendo todo lo que ganas en la empresa. En cambio, ingrésalo en una cuenta que te genere intereses.
  • Promociónate en eventos: Da a conocer tu negocio en eventos, acude a networkings, charlas y únete a comunidades. No solo podrás promocionar tu negocio de manera gratuita, tal vez alguien se interese por ti como orador para uno de los eventos.
  •  Crea tu propia página web: Recuerda, en tus comienzos no tienes que ir a todo trapo. En vez de pagarle a alguien para que diseñe tu página web puedes probar alguna herramienta como Wix, Squarespace o GoDaddy. Te dará una página web menos sofisticada, pero suficiente como para arrancar y ahorrar un gran coste.

Escrito por Christiane Drummond