O inversores, que es a lo que nos referimos. El programa ‘Bankia Fintech by Innsomnia’ ha celebrado un ‘Partner’s Day’ con el objetivo de encontrar empresas o profesionales interesados en incubar y acelerar estos negocios de base tecnológica. Estas enseñas llevan funcionando desde noviembre, cuando arrancaba la primera edición de este programa de tutorización.

Los participantes han contado tanto con mentores externos como con el apoyo de Innsomnia. Ahora pueden firmar una alianza con la entidad bancaria para conseguir medios para lanzar sus ideas de negocio. “Se ponen de largo todos los proyectos tras cuatro meses muy intensos de trabajo en los que se ha dado forma a las iniciativas para poder adaptarlas a las necesidades de Bankia”, ha explicado Ignacio Cea, director corporativo de Estrategia e Innovación Tecnológica de la compañía.

Una vez termina esta fase, las partes –banco por un lado y emprendedor-empresario por otro– han de firmar un acuerdo. Bankia puede comprar una licencia de uso para adquirir el servicio o bien culminar el proyecto si no se hubiese encontrado otra fórmula o salida con inversores.

Los proyectos presentados vía ‘Bankia Fintech by Innsomnia’ se basan en las necesidades de digitalización e innovación de la entidad. Se busca la aportación de un valor añadido a los clientes de la empresa, bien a través de Brickfunding, un agregado de crowdfunding inmobiliaria global, con ZÄnk, una plataforma de crowdlending especializada en educación, o Exportery, una herramienta para minimizar los riegos que corren las pequeñas y medianas empresas cuando afrontan un proceso de exportación de productos.

Esta incubadora y aceleradora fintech se considera la primera de estas características en España. Necesitan recursos para poder ponerse en marcha. Se presta esponsorización y mentoría para que los asesoren y puedan alcanzar sus objetivos a medio y largo plazo. Para ello cuentan con cuatro mese de trabajos hasta que finalmente se intenta que funcionen en el mundo real.

Un artículo publicado en Muy Pymes