¿Has pasado alguna vez por un mal momento económico o estás ahora en esa situación?  Si la respuesta es afirmativa, ¡estás en el lugar correcto! En este artículo invitado de hoy, Erick nos explica seis pasos efectivos para superar cualquier problema financiero

Si estás sufriendo un serio problema financiero, no te preocupes, no estás solo y siempre hay una solución. Así es, la caída de la bolsa, la crisis inmobiliaria y la especulación bancaria han dejado a muchas personas en la misma posición.

Si la reciente crisis económica no fue lo suficientemente fuerte para afectarte, parece que mucha gente encuentra su propio camino al desastre financiero a través de formas más tradicionales como el divorcio, exceso de gastos, endeudamiento y bancarrota.

La realidad es que más personas que nunca sufren dificultades financieras hoy en día. Independientemente de lo que provocó tu crisis financiera, tu camino a la recuperación y prosperidad requerirá una serie de acciones comunes.

Puedes creer que tu situación es única, pero muchos han pasado por la misma situación antes que tú. El camino a la recuperación financiera vale la pena, y los pasos para superar este desastre han sido completamente probados.

Entonces, empecemos con el proceso de seis pasos que te ayudarán a recuperarte de cualquier crisis financiera.

 

1. Acepta tu situación

El punto de partida para la recuperación financiera es dejar de quejarte y aceptar la realidad. Puede que seas víctima de las decisiones de otra persona o de tus propias decisiones, así es, es devastador.

Lo más importante de todo es darte cuenta que nada de eso importa ahora. Lo hecho, hecho está y no hay forma de remediarlo.

Resistirte a lo que está pasando es en vano, así que no gastes tu energía. Acepta la realidad.

Vivir en el pasado solo hará que el progreso sea más difícil. En su lugar, acepta el desastre, deja ir el enojoy comprométete a seguir hacia adelante.

No porque sea lo correcto, sino porque es la mejor manera de ayudarte a ti mismo.

Conforme vayas gastando tu energía revolcándote en tu miseria, tendrás mucho menos energía para dedicarte a resolver los desafíos que enfrentarás en tu camino.

La mejor defensa es una buena ofensa, entonces, empieza tu camino a la recuperación con una estrategia ofensiva y clara.

 

2. Revisa tu inventario

El segundo paso para superar la crisis financiera es revisar tu inventario y saber cuál es tu situación actual. Debes saber qué recursos tienes y qué deudas enfrentarás al desarrollar tu plan de recuperación.

Tienes que saber dónde estás antes de que puedas desarrollar un plan realista para llegar a donde quieres estar en el futuro.

No es muy diferente de usar un mapa para trazar tu camino hacia un destino. Para planear la ruta hacia tu objetivo, debes saber dónde estás ahora en el mapa.

En el aspecto financiero es lo mismo, debes definir tu punto de partida basándote en lo que tienes ahora.

Para evaluar tu situación, pregúntate a ti mismo lo siguiente:

  • ¿Cuáles son tus activos restantes?
  • ¿Cuánto dinero debes?
  • ¿Cuánto ingreso recibirás cada mes?
  • ¿Cuánto es tu gasto necesario?
  • ¿Cuál es tu puntaje crediticio?

El objetivo en esta etapa es realizar un inventario de tu situación actual. Querrás saber todo lo que afectará en tu plan de recuperación para estar listo para el siguiente paso.

3. Define tu objetivo

El tercer paso en tu plan de recuperación financiera es definir tu objetivo o meta. Debes determinar hacia dónde quieres ir financieramente.

Siguiendo nuestra analogía del mapa, este paso es para localizar tu destino final en el mapa.

Una vez que sabes dónde estás (paso dos), y sabes el destino final (paso tres), simplemente se trata de trazar el rumbo para llegar allí (paso cuatro).

Establecer tu destino final es lo mismo que definir un objetivo.

El sistema SMART (específico, medible, alcanzable, realista y temporal) puede ayudarte:

  • Específico: debe haber un resultado claro y definido. Por ejemplo, “Quiero hacer más dinero” es muy vago y general, pero “Quiero tener $5000 de ingreso mensual para el próximo año” es más específico y te señala una dirección clara.
  • Medible: debes tener alguna manera de medir tu progreso hacia tu objetivo. En el ejemplo anterior, la medida serían la cantidad de dólares como ingreso mensual.
  • Alcanzable: hay una línea delgada entre establecer un objetivo que mejore tus habilidades y permanecer dentro de tus posibilidades. Si estableces un objetivo que es muy fácil de lograr, entonces no te estás desafiando a ti mismo. Si estableces uno muy difícil, entonces estarás condenándote al fracaso. Un objetivo correctamente diseñado logra romper esta delgada línea entre mejorar tus habilidades y permanecer en tu zona de confort sin estar fuera de tu alcance.
  • Realista: si estás lleno de deudas y en la bancarrota, probablemente no es tan realista establecer el objetivo de volverte millonario en 12 meses.
  • Temporal: un objetivo sin un plazo establecido es solo un deseo. Puedes querer hacer $5000 de ingreso mensual, pero a menos que incluyas una fecha para que ocurra esto, no será un objetivo SMART. Debes establecer un plazo de tiempo.

 

4. Desarrolla tu plan

Ahora que tienes tu objetivo para la recuperación financiera y has evaluado dónde estás actualmente, el siguiente paso es desarrollar un plan que enlace ambos puntos.

Siguiendo la analogía del mapa, necesitas definir el camino más eficiente para llegar del punto A hacia el punto B.

Es importante tener en cuenta que, en este punto, tu estrategia debe ser equilibrada (entre ofensiva y defensiva) para mantener el proceso divertido y satisfactorio.

Por ejemplo, un error que muchas personas cometen a menudo es que cuando pagan sus deudas, lo único que hacen es eso, pagar las deudas. El problema es que no es muy divertido o gratificante para ellos.

Una solución es equilibrar el pago de las deudas con una deducción de impuestos para los ahorros de tu jubilación u otros activos.

La razón de esto es para experimentar algo de satisfacción emocional, de esta manera te sientes recompensado por el crecimiento de un activo, lo cual incrementa las probabilidades de permanecer enfocado en este proceso a largo plazo.

Recuerda que no somos robots, nuestras emociones son parte del proceso y deben ser tomadas en cuenta.

 

5. Toma acción

Tomar acción suena obvio al leerlo, pero por alguna razón, mucha gente falla al ponerlo en práctica.

Este paso es el más importante, porque un plan de recuperación financiera no es nada más que un deseo o pensamiento hasta que se ha convertido en acción.

No pasará nada hasta que tomes acción. Así es como conocerás el camino. La acción es el combustible que convierte los objetivos en resultados tangibles.

Muchas personas sueñan con mejorar su situación financiera, pero solo unas pocas toman acción consistente, y eso hace toda la diferencia. La habilidad para tomar acción y ser consistente y persistentehacia el logro de un objetivo es lo que separa a las personas exitosas de las que no lo son.

 

6. Corrige y ajusta en el camino

Conforme tomas acción, el único resultado del que puedes estar seguro es que aprenderás de la experiencia y los errores.

Mejorarás tus habilidades y te volverás más sabio al tomar acción. Es por eso que nunca debes intentar tener un “plan perfecto” al comienzo.

En su lugar, solo empieza con un enfoque inteligente y razonable, y corrígelo en el camino conforme vayas aprendiendo más.

Los que consiguen sus objetivos saben que la perfección es imposible, pero la corrección es posible; por lo cual, solo empieza lo mejor que puedas. Luego, ve ajustando el plan durante el camino para alcanzar tu objetivo más rápido y de manera eficiente.

Rara vez (casi nunca) tu primer plan será el mejor, entonces no gastes tus esfuerzos intentando desarrollar el plan perfecto. Empezar inmediatamente es más importante porque tendrás más tiempo para corregirlo después.

Estos simples pasos pueden ayudar a cualquiera a recuperarse de un desastre financiero. Ahora que sabes qué tienes que hacer, tener un plan concreto de riqueza para lograr tus objetivos financieros podría ayudarte a mantenerte enfocado. Si tienes otros consejos o has pasado por una situación similar, escríbelo en los comentarios.


Descripción del autor: Erick Guerra es estudiante de Administración y Marketing. Y actualmente escribe para Monily. Aprendiz a tiempo completo del mundo digital y del mundo real.