Todo lo que experimentamos en la vida es un resultado. En un mundo de causas y efectos no puede ser de otra manera. Por tanto, tu economía y la relación que tienes con el dinero también es un resultado consecuencia de las creencias sobre el dinero que gobiernan [lo sepas o no] tu vida.

Una de las leyes [como la ley de la gravedad por ejemplo] que organizan este universo es la ley de la causa y el efecto, que afirma que cualquier resultado en este Universo es el efecto de una o varias causas, conocidas o no, cercanas o lejanas en el tiempo… pero causas al fin y al cabo.

La causa principal de los resultados que experimentas en tu vida reside en tu forma de pensar, en tus creencias. Esta conferencia trata precisamente de esto: de las creencias que tienen las personas que experimentan buenos resultados económicos frente a las creencias que tienen las personas que no tienen los resultados económicos que desean.

Algunas de estas creencias son:

Unos juegan la vida para ganar; los otros para no perder.

Los primeros se comprometen; los segundos sólo desean.

Los primeros admiran la abundancia ajena; los segundos la critican.

Unos aman vender; los otros lo detestan.

Unos se preguntan cómo podrían…; lo otros dicen “no puedo”.

Unos saben que siempre hay varias respuestas correctas en la vida; los segundos creen que sólo hay una respuesta correcta en la vida.

Unos son jugadores de equipo; los otros son jugadores solitarios.

Si quieres conocer más diferencias entre la forma de pensar de unos y de otros y cómo esa diferencia en la manera de pensar conduce a resultados diferentes en el plano de lo material, te invito a que escuches esta conferencia 7 ideas sobre el dinero que nadie te contó, parte del seminario Vivir con Abundancia.

Sergio Fernández