Con un presupuesto limitado, y un negocio en pleno lanzamiento, contratar a la persona correcta puede ser decisivo para éxito de una startup.

Al crear una startup, uno de los mayores retos es formar un equipo que te acompañará en el crecimiento de tu negocio.  Escoger mal a tus trabajadores puede suponer grandes perdidas para una empresa, y más si está en sus inicios.

Por ello, merece la pena invertir todos tus esfuerzos en encontrar el candidato ideal para el puesto. Y una vez lo tengas, es crucial cuidarles para poder mantenerlos. No sólo se trata de encontrar talento, sino de conquistarlo. Pero, ¿cómo?

Crea una compañía con un objetivo y visión de futuro

Cuando se trata del salario, una startup no podrá competir con una gran compañía por temas de presupuesto, por lo tanto debe encontrar otro gancho para los candidatos.

Diseña un proyecto con una misión, y transmite esa ilusión y esperanza volcada hacía conseguir un objetivo. Como fundador, debes saber vender tu idea y mostrar tu confianza plena en el futuro del negocio.

“¿Quieres vender azúcar el resto de tu vida, o quieres venir conmigo y cambiar el mundo?” fue lo único que tuvo que decirle Steve Jobs a John Scully, que para entonces era ejecutivo en Pepsi, para que se uniera a Apple. Esto es lo que debes darles a tus candidatos, un verdadero reto.

Contrata a tus admiradores

Si una persona ha mostrado entusiasmo e ilusión con tu idea, se involucrarán totalmente y trabajarán más que cualquiera. Además, si les apasiona lo que hacen en su puesto se lo comentarán a su entorno, generando la posibilidad de encontrar nuevo talento.

En el caso de que estén ansiosos por formar parte de tu proyecto, pero no tienen las habilidades requeridas, conviene buscar otra manera en la que puedan encajar. En ocasiones la actitud vale más que la aptitud.

Menciona tu compañía en la red

Crea tu propio blog e interactúa también con otros. Comparte vivencias y consejos. Es posible que algunos de tus lectores sientan interés en formar parte de tu equipo.

Crea un excelente entorno de trabajo

No hay mejor inversión que en capital humano. Si mantienes a tus empleados felices, probablemente trabajen más y mejor. Además, el boca a boca es una buena técnica. Si tus empleados mantienen que tu empresa es un lugar fantástico para trabajar, atraerás a gente fantástica.

Plantéate contratar a trabajadores a distancia

Si en tu ciudad no encuentras lo que buscas, sal de ella. Contratar a trabajadores remotos te permitirá rebuscar en todos los rincones del mundo, y sin dificultades de presupuesto.

Si consideras que trabajadores a distancia no son una buena opción para tu startup, puedes plantear jornadas flexibles. Trabajar algunos días desde casa y otros desde la oficina será un buen incentivo para tus empleados.

Define tu marca desde el principio

Estar asociados a una marca conocida es importante para muchas personas. Desarrolla tu marca personal y decide que es lo que te diferencia del resto. Cuando lo tengas definido, difúndelo. Asegúrate de dar publicidad a través de redes sociales, blogs, eventos…y deja claro cómo es trabajar para ti.

Reluce tu propio talento

A la gente con talento les gusta rodearse de talento en su lugar de trabajo. Esto les permite un crecimiento constante y una fuente de inspiración y motivación. Gente que quiera aprender de otras personas son tu mejor apuesta, así que demuestra tu talento y llama la atención de los mejores candidatos.

Ofrece retos

Alguien con una buena disposición a aprender y trabajar no va a querer involucrarse en un proyecto aburrido. Buscan estímulos, así que fija retos ambiciosos y consigue que se los propongan.

Da charlas y haz contactos constantemente

Invertir tu tiempo en acudir a eventos es una apuesta segura. Podrás vender tu negocio y compartir tu idea con posibles colaboradores. Además, se trata de una apuesta segura para hacer networking.

Vía | Entrepeneur