Content marketing, la princesa a la que muchas marcas tratan como a una mugrienta Cenicienta

Puede que el content marketing sea un “hype” de muchísimo relumbrón (y que haga gastar litros y litros de saliva a los anunciantes), pero a la hora de la verdad las marcas no beben tanto los vientos por esta disciplina como cabría suponer. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la Asociación de Marketing de Alemania (DMV).

El 60% de las empresas consultadas en su informe por DMV asigna menos del 10% de su presupuesto marketing al marketing. Prueba de la negligencia con las que muchas marcas se aproximan al content marketing es otra cifra. Sólo el 16% de las compañías están pertrechadas de un equipo central de content marketing que gestione de manera transversal el contenido generado por la toda la corporación en su conjunto.

Casi la mitad de las empresas hinca el diente al marketing de contenidos de manera totalmente descentralizada (con las consiguientes fricciones que ello ocasiona).

Cerca del 50% de los consultados confiesa asimismo que carece de suficiente experiencia en el ramo del content marketing. Y el 74% se lamenta de los escasos recursos a su disposición para llevar en volandas esta disciplina.

Aun así, y pese a que buena parte de los marketeros pecan de bisoños cuando hincan el diente al marketing de contenidos, la mayoría tilda de positivas sus experiencias con esta disciplina.

Dos terceras partes de los marketeros califican incluso de exitosas (60%) y muy exitosas (7%) sus acciones de content marketing. Por eso, y conscientes del poderío agazapados en las entrañas de esta disciplina, el 78% de las empresas prevé intensificar sus esfuerzos en el área del marketing de contenidos en el transcurso de los próximos tres años.

“Los resultados de nuestros informe ponen de manifiesto que la implementación del content marketing deja a día de hoy mucho que desear”, constata Ralf E. Strauß, presidente de DMV.

“En su aproximación al content marketing muchas marcas fracasan desde el punto de vista de la coordinación, la planificación y la ejecución operativa. Se van así por el garete buena parte de las sinergias, la efectividad del marketing de contenidos desciende inevitablemente y el riesgo de que emerjan silos aumenta también de manera notable”, señala, por su parte, Barbara Ward, directora del estudio.

Vía: Marketing Directo

Te puede interesar...