A esa interesante cuestión da respuesta un informe realizado por la Asociación Española de Business Angels (Aeban) e IESE Business School. Según los datos que recogen en un estudio, las startups españolas están valoradas, de media, en 1,2 millones de euros, una cifra modesta si se compara con los 4,35 millones de euros de estimación que obtienen las empresas tecnológicas estadounidenses.

Este tema es uno de los aspectos más opacos en este tipo de inversiones, sin embargo con los datos que han contemplado Aeban e IESE, hay algo más de luz al respecto. Otro detalle que es interesante para comprobar las diferencias que hay entre la valoración que se hace de startups de Estados Unidos y las de España está en los mínimos por los que se cuantifica el valor en uno y otro país. Las enseñas norteamericanas obtienen una cotización mínima de 208.000 euros mientras que entre las españolas este fondo se sitúa en los 3.000 euros. El máximo sí es similar en ambos casos, rondando los 20 millones de euros.

El reporte recoge el perfil de los inversores. Según las citadas instituciones, en 2016 hubo un aumento de business angels más jóvenes. Un 43% de los mismos tiene entre 35 y 44 años, un 4% más que en 2015. José Herrera, presidente de Aeban, considera este dato como algo muy “positivo” porque demuestra “la juventud de la fuerza invasora”. Las mujeres son muy pocas, solo un 9% de los inversores son féminas, por lo que esta es la nota gris al perfil de quienes deciden invertir en el universo startups.

La motivación que lleva a unos y a otras a entrar en acción es mayoritariamente el aprovechar una oportunidad de inversión que le presentan amigos o socios. Esto en un 29% de los casos. Un 26% explica que lo hacen porque tienen intención de iniciarse en redes de business angels. Estos que se iniciaron supusieron el 8% del total de inversores de 2016.

Finalmente reseñar los sectores elegidos. Destaca el comercio electrónico y las TIC, “sectores muy escalables”, explica Herrera. Añade que cada vez es mayor la apuesta por sectores muy concretos, se organizan foros especializados para dar a conocer las oportunidades que se presentan.

Un artículo escrito por María Sanchez