El factoring español tiene una asignatura pendiente con las pymes. Y quiere aprobarla. Así lo ha asegurado el presidente de la Asociación Española de Factoring (AEF), Carlos García Casas, quien ha señalado que uno de los objetivos de las entidades que prestan este servicio en el país son las pymes, en las que ve “una importante capacidad de recorrido”.

Es una de las asignaturas con las que estamos trabajando desde hace años, tenemos capacidad de crecimiento en las pequeñas y medianas empresas, entendiendo por pyme esa que factura de dos a diez millones o de diez a veinte”, ha explicado a Efe durante la celebración en Almería de la XXIII asamblea general de la AEF.

“Estamos tratando de simplificar, y divulgar y tener conceptos sencillos para ir a estas empresas pequeñas” a las que hace veinte años una línea de factoraje (traspaso del cobro de facturas a estas entidades para obtener el dinero antes) “les podía parecer un mundo”, aclara.

En este sentido, sostiene que la digitalización y el menor número de requisitos hacen que se trate de una forma de financiación “cada vez más sencilla”, aunque apunta que será necesario aumentar la inversión en divulgación y formación, “sobre todo a los grandes bancos”.

El factoring “siempre se ha visto como algo complejo, difícil (…), ahora con el mundo digital es cuando tendríamos que empujar más haciendo que sea más sencillo enfrentarse a este tipo de productos, quitando alguna barrera que podía existir antes”, defiende.

Según los datos de la AEF, las entidades del sector mantuvieron en 2016 un ritmo de crecimiento superior al de 2015, al incrementar sus volúmenes de cesiones de crédito un 6,75 %, frente al 5,85 % registrado el año anterior.

En 2016, la actividad en su conjunto alcanzó los 130.656 millones de euros en volumen de cesiones, frente a los 122.391 millones de euros de 2015, lo que supuso el mencionado crecimiento del 6,75 %.

“El año pasado mostró una buena tendencia y este va a ser un año razonablemente bueno también como lo ha sido el primer trimestre de la economía. Es una estimación personal, pero deberíamos consolidar la tendencia de 2015 y 2016 y crecer por encima del 7 %”, sostiene García Casas, que ostenta la presidencia de la AEF desde julio de 2016.

Un artículo publicado en Muy Pymes