Según los datos de la Encuesta sobre el Acceso a la financiación de las Empresas (SAFE) efectuada entre el octubre de 2015 y marzo de 2016 un 32% de las pymes españolas solicitó un préstamo a una entidad de crédito. De todas estas solicitudes un 61% tuvieron un éxito y tan sólo el 5% informó que su solicitud había sido rechazada.

De esta forma entre las preocupaciones de las pymes el acceso a la financiación sólo preocupa al 10% de las pymes españolas, mientras que la búsqueda de clientes sigue siendo la preocupación dominante para un 32% de ellas. El destino de dichos préstamos se dedicaba fundamentalmente a la financiación del circulante y de las inversiones en capital fijo.

finanzas

Además en la encuesta se constata un aumento de la cifra de negocios (20%)que fue generalizado también en la mayoría de los países de la Eurozona. Pero esto no significa que hayan aumentado los beneficios, ya que sólo han mejorado los resultados el 1,8% de las pymes españolas durante este periodo.

La fuerte competitividad, la reducción de los márgenes de beneficios son algunos de los aspectos que explican este estancamiento de los resultados a pesar de mejorar la cifra de negocios. La productividad es uno de los factores pendientes todavía en muchos empresas, cuyos procesos no se han mejorado durante la crisis y ahora que vuelven a tener mayor carga de trabajo es necesario ajustar márgenes para competir.

Lo cierto es que los tipos de interés que marca en BCE ha facilitado mucho el acceso al crédito, así como el coste de la financiación, donde un 40% de las pymes encuestadas han encontrado mejores tipos de interés, frente al 29% de la anterior encuesta. Más financiación y a menor coste, el sueño de muchas empresas, ahora lo que toca mejorar es el beneficio que son capaces de obtener con este aumento de la liquidez.

Más información | CEPYME

Un artículo escrito por Carlos Roberto