Los responsables de recursos humanos reciben una media de 118 currículos por cada puesto de trabajo para el que tienen a bien buscar candidatos.

Y ante semejante avalancha de currículos, los siempre ocupadísimos responsables de recursos humanos no tienen ni tiempo para leerlos todos ni tampoco (lamentablemente) para abrirlos todos.

Por eso, y en vista del poquísimo tiempo que los responsables de reclutamiento dedican los currículos, es necesario ponerles las cosas fáciles y echar mano de los consejos que disecciona a continuación StandOutCV en la siguiente infografía:

1. Asegúrese antes que nada de que los responsables de recursos humanos abren su currículum
– No se olvide de que incluir una carta de presentación.
– No hace falta que se enrolle como las persianas con su carta de presentación. Dos o tres frases serán más que suficientes.
– Destaque en su carta de presentación las habilidades que mejor se ajustan al puesto ofertado.
– Personalice su carta de presentación y envíesela a alguien con nombre y apellidos.

2. Póngaselo fácil a los reclutadores a la hora de encontrar información relevante
– La mayor parte de los reclutadores invierte sólo entre 6 y 10 segundos en echar un primer vistazo a su currículum.
– Divida su currículum en secciones.
– Eche mano de frases cortas.
– Dé relieve a las habilidades y las experiencias que más le interesa destacar.

3. No se olvide de que los reclutadores prestarán suma atención a su puesto de trabajo actual
– Mirarán con lupa su posición dentro de la compañía, el objetivo de su puesto, la gente que interactúa con usted, las herramientas que utiliza en su día a día laboral y sus logros (si es que los hay).

4. Recuerde que a los responsables de recursos humanos les encantan los números
– Siempre que le sea posible, utilice cifras para cuantificar sus logros (“Generé 150 ventas en un periodo de 3 meses”, “Resolví el 95% de las quejas en apenas 24 horas”, “Recorté los gastos del departamento en un 15%, etc.).

5. No asuste innecesariamente a los reclutadores
– Si hay huecos en su currículum, proporcione a los responsables de recursos humanos una explicación al respecto.
– No cometa errores ortográficos y gramaticales.
– Huya como de la peste de los formatos poco profesionales.

Un artículo publicado en Marketing Directo