Siete de cada diez españoles considera que las empresas deberían ofrecer planes de pensiones a los empleados como parte de las retribuciones que les abonan. Así lo señala un estudio llevado a cabo por la compañía aseguradora Aegon. En opinión de los encuestados, esta es una buena manera de hacer sentir a los profesionales que forman un equipo que se sientan valorados por la empresa para la que trabajan.

A la hora de elegir un empleo, los españoles suelen tener esto en cuenta. “El ahorro es fundamental para que podamos disfrutar de una jubilación tranquila y sin sobresaltos. Es por ello que los españoles cuando buscan empleo de forma activa quieren formar parte del capital humano de las empresas que sí se preocupen por incentivar el ahorro y la planificación financiera entre sus empleados”, apunta Jaime Kirkpatrick, consejero delegado de Aegon España.

Esto no se ve correspondido con las intenciones de las compañías. El 68% de los trabajadores explica que no reciben prestación o apoyo alguno de su empresa a la hora de planificar la jubilación. Y eso que estos no piden siempre que los gastos sean sufragados por los empleadores, sino que en un 45% de los casos ven con buenos ojos incluso un plan de pensiones al que no contribuya en nada la empresa.

“Las enseñas pueden y deben jugar un papel catalizador a la hora de promover el ahorro entre su plantilla. Además, los empresarios deben tener en cuenta que estas medidas son percibidas por los trabajadores como incentivos con el que se logra afianzar el compromiso del empleado con la empresa y se retiene su talento”, añade Kirkpatrick. Sin lugar a dudas, deberían tener en cuenta acciones de este tipo a la hora de fidelidad al cliente más difícil, a los trabajadores, el llamado cliente interno.

Con profesionales satisfechos la productividad de los negocios se ve incrementada de manera notable.

Un artículo publicado en Muy Pymes