No es una región muy popular para el emprendimiento, incluso es complicado definir los límites de la zona, pero Oriente Medio es un polo de innovación a tener muy en cuenta.

Oriente Medio es una de las regiones más interesantes del mundo a nivel económico, principalmente gracias a su (hasta ahora) floreciente industria energética. Los ‘petrodólares’ han inundado durante los últimos años el tejido empresarial de países como Emiratos Árabes, Catar o Arabia Saudí; atrayendo un gran número de inversiones extranjeras en ese sector pero también en otros como el transporte o el comercio de lujo.

Sin embargo, y con la excepción notoria de Israel (a la que dedicamos un capítulo aparte), el emprendimiento de base tecnológica no es demasiado conocido en esas naciones, al igual que en Egipto, Líbano y el resto de localizaciones del Golfo Pérsico, máxime si incluimos a la India en esta ecuación como propone la RAE. A este desconocimiento (y quizás a su devaluación) también contribuye la inestabilidad política y militar en las regiones cercanas de Oriente Próximo y Siria, así como las peleas y boicots entre los principales polos económicos de la zona.

A favor de Oriente Medio juega su menor coste de desarrollo, el potencial de financiación en países con gran volumen de transacciones internacionales y muchos ‘petrodólares’ y su gran posición geográfica entre Asia y Europa. He aquí diez ejemplos de proyectos disruptivos que ya se han hecho un hueco en la escena mundial aprovechando estas ventajas competitivas:

Careem

Careem es la competencia directa de Uber en Oriente Medio, habiéndose adaptado a las costumbres de la región -desde Marruecos hasta Pakistán- como nadie hasta la fecha. Por ejemplo, esta empresa ofreció ovejas sacrificadas de acuerdo con la ley musulmana a sus clientes en Arabia Saudí. En la actualidad, Careem se sitúa por delante de Uber con 10 millones de usuarios registrados en 11 países, creciendo a un ritmo del 25% de usuarios al mes durante los dos últimos años.

Find my adventure

Esta startup, también radicada en Pakistán, podría definirse como la plataforma por excelencia de todo viajero que se precie. Como tal, es un portal donde es posible buscar, comparar y reservar viajes por todo el país, si bien el punto estrella de esta startup lo encontramos en su sección “Make my adventure”, donde los usuarios pueden personalizar al detalle sus escapadas. Estableciendo una serie de preferencias, los aventureros podrán disfrutar de un viaje a medida que los consultores de la compañía crearán, de forma personalizada, en tan solo 24 horas.

EatOye

Para los amantes de la comida a domicilio, esta aplicación permite a sus usuarios elegir la comida entre más de 700 restaurantes repartidos en 8 ciudades de Pakistán. Uno de los grandes atractivos de esta app es que no solo cubre las grandes cadenas de comida (KFC, Domino’s, Subway, etc.) sino que tiene una gran oferta de tiendas y negocios de restauración locales. La aplicación también permite a los usuarios reservar en restaurantes si prefieren comer fuera en vez de recibir su comida a domicilio.

Shadibazar.com

Esta curiosa startup originaria de Bangladesh está diseñada para crear la boda perfecta de principio a fin. Está fundado por tres importantes empresarios del país: Mostafizur Rahaman Sohel, Shakawat Mamun y Rumana Chowdhury y representa la tranquilidad absoluta para aquellas parejas que quieran tener todo bajo control en ese día tan especial. En la plataforma se pueden encontrar todo tipo de proveedores de servicios, desde catering, floristerías, boutiques de vestidos de novia, fotógrafos, y un sinfín de productos para hacer de tu boda el evento del siglo.

ClassTune

Procedente de la capital bangladesí, ClassTune ofrece todas las herramientas necesarias para que padres y profesores puedan colaborar juntos en la mejora de los resultados académicos de los alumnos. Para ello, esta app incluye un calendario académico con todo lujo de detalles, notificaciones de los deberes pendientes de los estudiantes, avisos en tiempo real de la asistencia a clase de los más pequeños o un sistema para pedir reuniones personales con el profesor del niño o niña.

Ymdi App

Desde Arabia Saudí llega esta app que permite a los usuarios saber si pueden llegar a tiempo a un comercio antes de que éste cierre. Bajo el lema “Get wherever you want just in time”, Ymdi utiliza las API de Google para calcular el tiempo estimado en llegar a un lugar en concreto. Además, ofrece la posibilidad de recomendar lugares cercanos, restaurantes, tiendas, cafeterías, etc., combinando Google Maps,  FourSquare y eventos locales.

Fletchr

Fletchr consiguió hace apenas un año una financiación de 11 millones de dólares, consolidándose como una de las aplicaciones de e-commerce de referencia en los Emiratos Árabes. Esta empresa árabe está cambiando el modelo de gestión del comercio electrónico en Dubai y está sirviendo como punta de lanza para otras empresas que encuentran en el Golfo Pérsico una rigidez y unas dificultades sorprendentes teniendo en cuenta la cantidad de dinero que se mueve en esa zona.

Souq

Uno de los casos de éxito más notorios en el último año ha sido Souq, una empresa a la que ya se la conoce como el Amazon de Oriente Medio. A principios de año ya poseía una financiación que rozaba los 300 millones de dólares, gracias sobre todo a los fondos captados del gigante fondo de inversión estadounidense Tiger. Su éxito fue tal que la propia Amazon adquirió recientemente la compañía pagando un total de 580 millones de dólares.

Flipkart

Flipkart es otra empresa centrada en el e-commerce. Esta compañía de origen indio ha tenido un ascenso meteórico de desde su creación en 2007. Se trata de la primera aplicación india en superar los 100 millones de usuarios, comercializando más de 80 millones de productos diferentes a través de la aplicación a lo largo del año. La empresa tiene unas visitas diarias de 10 millones de usuarios únicos siendo el rival a batir para gigantes occidentales como Amazon.

Zaytouneh

Zaytouneh es una startup que quizá no tiene el renombre o la financiación de las anteriores. Sin embargo destaca por dos cosas. En primer lugar por ser una de las empresas más destacadas en el ecosistema de emprendimiento de Jordania, y en segundo lugar por haber triunfado en Oriente Medio habiendo sido fundada por una mujer.

Gracias a la web y a la creación de esta startup se ofrecen vídeos de cocina donde sólo se enseñan las manos y los ingredientes que se utilizan durante la elaboración de las recetas. A día de hoy esta empresa, que significa ‘oliva’ en árabe, cuenta con una docena de empleados, siendo sus canales de lo más visto en Jordania y teniendo financiación de cadenas privadas de televisión que retransmiten sus recetas y sus labores a nivel mundial.

Escrito por Alberto Iglesias Fraga