En todas las Comunidades Autónomas, incluso en donde las mujeres jubiladas superan en cifra a los varones, las autónomas perciben 200 euros menos de pensión que ellos.

La brecha de género también se hace palpable en las pensiones que percibe el sector de los trabajadores por cuenta propia al jubilarseya de por si precarias y muy por debajo de la que perciben de media los empleados asalariados. Estos últimos cobran 500 euros más al mes de pensión que los autónomos, según apuntaba un informe de UPTA publicado este 2017.

En cuanto a la grave discriminación que afecta a las autónomas por el mero hecho de ser mujeres, esta fue señalada por un documento publicado por el sindicato UGT a comienzos de año. De media, las jubiladas que han trabajado por cuenta propia se abonan de media al mes 200 euros menos que los varones que hayan cotizado en un régimen idéntico. 

La brecha de género más alta recae en el País Vasco

Aunque ninguna de las Comunidades Autónomas se libra de este problema, este es más grave en el País Vasco, donde los autónomos perciben una pensión 330 euros superior a la de ellas, seguida de los 231 euros de diferencia de Asturias o los 220 de Comunidad Valenciana. La brecha es más pequeña en Canarias, donde la también sangrante diferencia se sitñúa en los 146 euros.

Atendiendo a las cuantías de las prestaciones, las más bajas de este tipo las perciben las mujeres en Galicia (530,28 euros), seguidas de las de Extremadura (553,34) y Canarias (553,84), según el informe elaborado con datos de 2015.

Obtienen la mayor cantidad de ingresos por la pensión en País Vasco (635,64 euros), Navarra (634,36) y Madrid (620,88). En ninguno de los casos la cuantía supera el umbral de la pobreza, situado en 700 euros.

La peor parte de la lleva Galicia, donde las mujeres reciben la cuantía más baja aunque es el lugar que aglutina un mayor numero de autónomas jubiladas: 111.572, un 55,15 % más de los hombres. Sus vecinas asturianas también superan a los hombres, con un 38,98%. En otros lugares como Castilla la Mancha los pensionistas varones son un 67,74 % más que mujeres, un 59,45% en el caso de Melilla.

Los sindicatos de CC OO y UGT participaron ayer en una manifestación en la capital madrileña empleando el lema “En marcha por pensiones dignas”, reivindicando la derogación de la reforma de pensiones de 2013.

Fuente | Cinco Días