El último Informe Global de la Brecha de Género del Foro Económico Mundial, con base en datos de 29 países, ha revelado que las mujeres trabajan unos 50 minutos más al día si se tiene en cuenta el trabajo remunerado y no remunerado. El informe revela que, al ritmo actual, la brecha económica entre sexos no se cerrará hasta dentro de 170 años.

La brecha global en ingresos y empleo entre hombres y mujeres es la mayor de los últimos ocho años, aunque se está cerrando en otros ámbitos como la educación. Estas son algunas conclusiones del Informe Global de la Brecha de Género del Foro Económico Mundial, el cual contiene un índice de brecha de género con datos de 142 países que, por octavo año consecutivo, encabeza Islandia como país más igualitario del mundo, según ha publicado la BBC en un artículo.

Según este mismo ranking:

  • En India, Portugal y Estonia, las mujeres trabajan 50 días más al año que los hombres.
  • En Reino Unido la cifra es de casi 12 días más.
  • En los países donde la baja por maternidad y paternidad excede a los dos años, como en muchos países del este de Europa, las mujeres tienen menos probabilidades de participar en la fuerza laboral.

Casi 250 millones de mujeres han entrado en la fuerza laboral global en la última década, y aunque los hombres hacen un 34% más de trabajo remunerado que las mujeres, éstas todavía pasan más tiempo haciendo trabajo doméstico. Teniendo este último dato en en cuenta, el Foro Económico Mundial (World Economic Forum – WEF) calcula que las mujeres trabajan más de un mes al año más que los hombres.

Para calcular esta cifra, los investigadores utilizaron datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de 2014 que muestran que, en 29 países, las mujeres trabajan de media 52 minutos más al día. El cálculo global de días adicionales trabajados al año lo hicieron tras estimar un promedio de duración de la jornada en esos países de 8,21 horas al día, incluyendo el trabajo remunerado y el no remunerado.

mujer-ejecutiva

La gran mayoría del trabajo no remunerado es trabajo doméstico y cuidados de niños y personas mayores. La demografía, la renta y las expectativas sociales juegan un fuerte papel en la división del trabajo entre hombres y mujeres, según el informe.

Por otro lado, uno de los factores que influyen en la repartición de responsabilidades es el permiso por paternidad. Solo hay seis países donde los hombres trabajan más horas que las mujeres, y tres de ellos son países nórdicos en los que el permiso por paternidad se comparte de forma relativamente equitativa entre hombres y mujeres.

Algunos economistas sugieren que invertir en el sector de los trabajadores no remunerados que participan en la economía de los cuidados, la mayoría mujeres, contribuiría al desarrollo económico mundial.

La Confederación Internacional de Sindicatos estima que si el 2% del PIB de un país se invirtiera en el sector de los cuidados a las personas, el empleo aumentaría entre un 2,4% y un 6,1%, dependiendo del país. Esto implicaría la creación de casi 13 millones de nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos, 3,5 millones en Japón y 1,5 millones en Reino Unido.

Un artículo publicado en Muy Pymes