Si tienes una empresa y esta ha terminado el año con un balance positivo, una opción interesante para conseguir rendimientos extra es invertir esos fondos en un producto de ahorro que además de reportarnos buenos intereses, nos proporcione seguridad.

Los depósitos son uno de los productos financieros más seguros del mercado. Esto es así debido a que, además de ser un producto de renta fija, losdepósitos están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos (algunos están adheridos al FGD español, otros al italiano, otros al alemán, etc.). Da igual el país al que pertenezca el  Fondo de Garantía que los respalde, lo importante es que estén garantizados por este organismo.

Como decíamos, este producto de ahorro es una opción hecha a medida para personas y también empresas conservadoras, que no quieran asumir posibles pérdidas de capital y los riesgos que esto puede implicar.

deposito_bancario

Antes de decidir invertir parte del capital de tu empresa, debes considerar la rentabilidad que va a proporcionarte el depósito, que lo hará en forma de beneficios una vez se cumpla e vencimiento del mismo. Para valorar la rentabilidad que te reportará el depósito y compararlo con otras ofertas del mercado, tendremos que tener en cuenta su TAE, es decir, su Tasa Anual Equivalente.

Si todavía tienes dudas sobre este producto también disponible para empresas, en este artículo te respondemos algunas de las más frecuentes:

¿Está obligada la empresa a contratar otros productos asociados al depósito?

Contratar un depósito puede implicar también la firma de otros productos financieros como una cuenta corriente o tarjetas de crédito, lo que puede implicar  un coste de mantenimiento asociado.

Es conveniente que te informes sobre estos detalles antes de contratar un depósito.

¿Cuándo vencen los intereses del depósito?

Depende de la entidad financiera que comercialice el producto. Es común que los intereses venzan de manera mensual, trimestral e incluso anual.

¿Puede cancelar mi empresa el depósito de manera anticipada?

También depende de la entidad financiera responsable del depósito. En la mayoría de los casos, la cancelación anticipada suele implicar unas comisiones bastante elevadas.

Un artículo publicado en Muy Pymes