Un ascenso laboral es una noticia fantástica, pero no te hace indestructible. Descubre cuáles son los errores que debes evitar tras ser ascendido en tu trabajo.

Ser ascendido es un momento en tu carrera profesional digno de celebrar. Dicho logro es el resultado de esfuerzo y un trabajo bien hecho, evitando en todo momento adoptar hábitos y costumbres que pueden arruinar tu oportunidad de ser ascendido.

Sin embargo, a veces la mejora de autoestima se nos puede subir a la cabeza, provocando que actuemos de manera distinta e incluso empeorando nuestro rendimiento laboral.

Te han ascendido, y debes estar orgulloso de ello, pero de ninguna manera debes usarlo como excusa para esforzarte menos en tu puesto de trabajo. El mejor camino hacia el éxito es el esfuerzo constante, y siempre podemos dar un paso más en el camino, por muy recorrido que esté.

Evita estos errores tras ser ascendido:

Actuar como un sabelotodo

Claro que tienes conocimientos dignos de admirar, y un ascenso indudablemente debe mejorar tu confianza en ti mismo. No obstante, hay un recorrido muy estrecho entre tener confianza en uno mismo, y fardar de ello constantemente.

No subestimes al resto de tus compañeros; independientemente del nivel en el que estén, todos tendrán conocimientos e ideas valiosas, y puede que si escuchas aprendas algo nuevo de ellos.

La humildad es clave tras un ascenso. No sólo mantendrás una buena relación con tus compañeros, sino que también evitarás meterte en temas que no te corresponden.

Involúcrate con tu equipo, hazles preguntas y pídeles su opinión, adopta un liderazgo positivo.Recuerda: una sola pieza de un puzzle no sirve para nada sin el resto de piezas.

Dejar que te invadan los nervios

Ser ascendido es sinónimo de mayor responsabilidad. Probablemente también implique tareas más complejas, más trabajadores a tu cargo y gestiones más relevantes.

Si dicha carga te agobia, párate un momento a pensar: si te han seleccionado para el puesto probablemente es porque seas más que competente para llevarlo a cabo exitosamente. La empresa quiere ver buenos resultados, y apuestan por ti para que los produzcas. Si ellos confían en ti, tu también debes hacerlo.

Tómate un respiro, date un paseo, escucha música y recurre a algún truco para aliviar la ansiedad. ¡Puedes con todo y más!

Vaguear

Si llevas meses luchando por tu ascenso, es normal que tu primera reacción sea relajarte una vez lo tengas. Sin embargo, este es el mayor error que puedes cometer tras un ascenso.

De hecho, si te han ascendido debes trabajar más que nunca para sobrepasar las expectativas de tus superiores. Es fundamental que cumplas con los objetivos que te han marcado si no quieres poner tu ascenso en juego.

Además, tan sólo has subido un escalón, y cuando se trata de tu carrera profesional la subida es infinita. Siempre habrá hueco para innovar y mejorar así que, ¡hazlo por ti mismo!

Vía | themuse