Mucho se ha hablado en los últimos tiempos sobre el papel de la mujer en la industria tecnológica. Y es que, las cifras, sorprendentemente, dejan claro que sigue siendo un sector en el que abunda la desigualdad.

Son escasas las féminas que ocupan puestos de responsabilidad en las mayores compañías del mundo y las que está presentes obtienen una menor visibilidad de la que merecen.

Por ello, SAP Hybris: Global Summit ha querido reservar un espacio entre sus ponencias y paneles para celebrar una sesión de dedicada a ellas: a las mujeres guerreras que lideran, desgraciadamente en la sombra, la tecnología de hoy y del futuro.

Bajo el título “Drive success with women warriors in technology”, el panel ha contado con la participación de Alicia Tillman, CMO de SAP; Pooja Bhalla, director product manager de SAP; Lisa Hornschemeier, EAS principal PM leader de Microsoft; Supriya Iyer, vp strategy & solution managemente de SAP Hybris y Salini Mitha, global head audience & solution marketing de SAP Hybris.

Una realidad insuficiente

“Cuando trabajas en una compañía tecnológica como SAP, creas productos que se adapten a todas las personas. Por ello creemos que cuando más diversos sean los equipos” mejor se llevará acabo esta tarea de desarrollar productos realmente innovadores”, comienza Tillman.

“Las mujeres aportamos una visión diferente a las compañías, una perspectiva distinta a las formas de trabaja”, añade Bhalla.

“Es irónico que siendo las mujeres las que más influencia ejercen en la decisión de compra, la industria todavía presente cuotas femeninas bajas”, destaca Hornschemeier.

“La industria STEM está en pleno crecimiento y debe ser el foco. Necesitamos no solo más mujeres, sino más talento en una industria que en 2018 creará 9 millones de puestos de trabajo”, Iyer.

“Las mujeres aportamos ciertas cualidades a la hora de crear un producto y de innovar. Todavía no estamos en donde debemos en términos de igualdad de género”, afirma Tillman pero también reconoce que la diversidad en la industria pasa también por apostar por otras comunidades hasta ahora minoritarias pero que comienzan a tener una voz enormemente poderosa en el mercado.

Amplificar el mensaje a través del compromiso

Ante una situación que está muy lejos de ser la ideal, es hora de pasar a la acción y no solo de la mano de las propias mujeres, sino también a través del compromiso de los hombres y de la industria en general con iniciativas que impulsen a las mujeres a mostrar sin miedo su talento.

“A veces los hombres se sienten amenazados poniendo en marcha programas de empoderamiento femenino. Tenemos que eliminar esos prejuicios inconscientes que todos tenemos e impulsar a las mujeres y hacerles saber que ellas también pueden ser líderes. En ocasiones las mujeres no se atreven a escalar en el ámbito profesional porque no ven muchas mujeres en esos puestos”, opina Bhalla.

Hornschemeier se pronuncia sobre la dificultad de romper con el tradicional rol de las mujeres en la sociedad. “Nos hacen escoger entre, por ejemplo, ser madres y líderes profesionales. ¿Por qué no podemos elegir ambos? Es muy difícil combinar ambas tareas y es necesario establecer estructuras que permitan flexibilizar ambos papeles”.

El camino hacia la igualdad

Y para conseguir cambiar la mentalidad de las compañías, de la industria y de la sociedad, “debemos debatir, compartir ideas, apoyarnos. Construir confianza y atrevernos a mostrar nuestras perspectivas a nuestros compañeros y jefes”, explica Mitha.

“Uno de los peores sentimientos es el de aislamiento dentro de un equipo. Mi consejo sería hablar lo máximo posible, expresar tu punto de vista y mostrar tus fortalezas como trabajador”, Tillman. “Algunas mujeres quieren ascender, dar un paso más y escalar en su carrera pero se sienten solas, por eso debemos construir comunidades de apoyo”.

Asimismo, destaca que la cada vez mayor flexibilidad en el trabajo permite a las mujeres asumir sus responsabilidades personales y laborales y, sobre todo, triunfar en ambas.

“Tener algunos de los beneficios en el trabajo como la flexibilidad te permite equilibrar tu vida laboral y personal”, Tillman y añade: “He tenido la suerte de asumir una posición de liderazgo muy joven y desde entonces he asumido el compromiso de apoyar y promocionar el talento femenino, ofreciendo confianza y construyendo seguridad. Las mujeres debemos apoyarnos entre nosotras y hacer que los hombres también se comprometan”.

“Muchas veces pensamos en hacer más cosas de las que realmente hacemos por ello creo que debemos apostar más por hablar, expresar nuestras ideas, ¿qué tenemos que perder? Debemos tomar la iniciativa y mostrarla”, Iyer.

Tillman apuesta también por trasladar esta visión no solo al ámbito laboral sino también al social, al personal y al familiar y destaca a importancia de la educación de los niños para que crezcan en un entorno en el que la igualdad no sea tema de debate y el liderazgo femenino no sea motivo de sorpresa.

Como consejo final, las participantes han aportado las claves para liderar siendo mujer en la industria. Para Tillman, el secreto está en ser consistente y auténtico, construir una marca personal.

Para Bhalla se trata de enfocarse en los empleados, en el trabajo y no en el género mientras que, Hornschemeier señala que es hora de dejar a un lado los “clubs de mujeres” en el ámbito laboral para conseguir que la igualdad sea una realidad.

Via: Marketing Directo