El primer día en un nuevo trabajo es una jornada marcada inevitablemente por los nervios (totalmente normales, por otra parte).

Sin embargo, es importantísimo aplacar en la medida de lo posible la ansiedad para causar la mejor impresión posible en nuestros jefes y compañeros de trabajo.

Si está a punto de estrenar un nuevo puesto de trabajo y quiere aprobar con matrícula de honor semejante e importante envite, le recomendamos tomar muy buena nota de los consejos que disecciona a continuación Inc.:

1. No tenga miedo de proponer mejoras
Los nuevos fichajes tienen la oportunidad de contemplar el equipo al que se incorporan con la mirada complemente limpia (y libre de prejuicios) y eso les ayuda a poner nombres y apellidos a procesos susceptibles de mejoras (que no deben tener miedo de expresar en alto).

2. Demuestre iniciativa
No se quede cruzado de brazos esperando a que le encomienden tareas (y que alguien supervise tales tareas). Demuestre que tiene iniciativa propia y que es capaz de trabajar de manera autónoma.

3. Vaya un paso más allá
No se contente con desempeñar adecuadamente la tarea que le han adjudicado. Mire más allá del proyecto que han puesto en sus manos para identificar oportunidades potencialmente beneficiosas para la empresa (y deslumbrar de paso a sus superiores).

4. Esfuércese en conocer a sus colegas
Que un nuevo fichaje ponga todo de su parte para integrarse en el grupo y conocer a los colegas que le han tocado en suerte agrada habitualmente a los jefes.

5. Ponga nuevas ideas sobre la mesa
Al venir de fuera, los empleados de nueva hornada tienen una habilidad especial para pensar fuera del tiesto y alumbrar ideas que probablemente a sus compañeros jamás se le hubieran pasado por la cabeza (por considerarlas descabelladas). Sin embargo, lo descabellado puede acabar convirtiéndose en algo simple y llanamente magnífico.

6. Haga preguntas peliagudas
Las preguntas que ponen en un brete a quien tiene que responderlas, aunque incómodas, son también una manera de despertar conciencias y hablan en favor de quien tiene el arrojo de formularlas.

7. Demuestre que es una persona digna de confianza
La confianza es algo que un empleado que se acaba de incorporar a un nuevo puesto de trabajo debe comenzar a construir (de manera incesante y con pequeños gestos) desde el primer día.

Un artículo publicado en Marketing Directo