Enel y Endesa presentan el que es ya el sexto centro de innovación del grupo italiano en todo el mundo. Este proyecto tiene como objetivo encontrar soluciones en la cadena de valor de la energía para solventar problemas que tiene esta industrial como es el caso de la automatización de las fuentes de energía o la reducción de la emisión de gases efecto invernadero.

Este centro de innovación está ubicado en The Cube, un espacio en el que se desarrollan numerosas iniciativas relacionadas con el Internet de las Cosas. La propuesta de Enel y Endesa se presentó ayer y demuestra el apoyo constante del grupo “hacia España y el desarrollo del ecosistema empresarial que Endesa ha ayudado a crear durante los últimos cinco años, así como el fortalecimiento del modelo de innovación del grupo, que pretende remodelar el panorama futuro de la energía”, explica José Bogás, consejero delegado de Endesa, que ha acudido a la puesta de largo de esta colaboración.

A los espacios como este se les conoce como Innovation Hubs y ofrecen un modelo innovador de colaboración entre Enel y las empresas emergentes. La compañía ofrece una red empresarial mundial e infraestructuras, conocimientos y experiencia a nivel internacional.

La iniciativa se ha bautizado como Open Power y con esta ambas firmas respaldan un modelo de innovación abierta. La idea es poder responder a los retos de las diferentes áreas empresariales, a un modelo colaborativo innovador que reúna a proveedores, centros tecnológicos y de investigación, universidades y empresas emergentes, entre otros. Las empresas emergentes se consideran fundamentales por las habilidades y sus capacidades con las que pueden contribuir a mejorar el funcionamiento de la industria.

Enel y Endesa esperan contribuir a la expansión de numerosas startups que pretenden dar respuesta a necesidades relacionadas con las fuentes de energía. En el centro The Cube de Madrid encontrarán infraestructuras, asesoramiento y consultoría necesaria para poder encauzar los planes de negocio de cada proyecto.

Un artículo escrito por Maria Sanchez