¿Qué conocimientos se precisan para entrar en este mundo de la forma adecuada? Principalmente, dominar uno o varios de los lenguajes de programación orientados al desarrollo de unas Apps que son todo un “must” en el mundo de las startups. Estos son los principales.

Java

Java lleva más de 20 años mostrando su potencial a la comunidad de desarrolladores. Tanto es así, que se estima que en el mundo al menos nueve millones de programadores confían en Java como su lenguaje principal.

Si hablamos de Java es principalmente porque es la base sobre la que se construyen casi todas las Apps para Android. Es cierto que el Java que se usa para Android no es exactamente el mismo, pero se diferencia muy poco del Java original. Por lo que si estás interesado en desarrollar aplicaciones para el sistema operativo de Google, aprender Java es un paso que sí o sí, tienes que dar.

Características principales

  • Soporte para casi todas las plataformas.
  • Lenguaje de programación orientado a objetos.
  • Gran oferta de APIs y herramientas para desarrollar casi cualquier cosa.
  • Librerías Open Source.
  • Gran comunidad de desarrolladores, tanto para Java como para Android.
  • Fácil de aprender.
  • Fácil de leer y entender.
  • Buenas plataformas de desarrollo (IDE) que reducen el margen de error y facilitan el trabajo.

¿Qué necesitas?

Lo primero que necesitas es un IDE que te facilite el desarrollo de Apps para Android. Los más populares son Eclipse y Android Studio. Además necesitarás contar con el Android Software Development Kit (SDK) que contiene el código fuente, librerías, y las herramientas de desarrollo necesarias para desarrollar una App para Android. Puedes descargarlo desde este enlace.

Swift

Desde su primera versión, las Apps para iOS han sido desarrolladas en Objetive C. Sin embargo en un intento de simplificar el desarrollo de aplicaciones para los dispositivos de Apple y facilitar la curva de aprendizaje, en 2014 la empresa de Cupertino presentó Swift, su propio lenguaje de programación.

Su principal ventaja por supuesto, es que está específicamente orientado para el desarrollo de aplicaciones tanto en iOS como en Mac OS X , lo cual redunda en más sencillez a la hora de programar y un mayor grado de optimización para las plataformas en las que se va a ejecutar.

Características principales

  • Compatible únicamente con iOS  y OS X.
  • Versión simplificada de Objetive C.
  • Sintaxis “Sugar” que permite un código más sencillo, más fácil de leer y que reduce el margen de error.
  • Cada vez más presente y futuro en el desarrollo de aplicaciones para Apple.
  • Fácil de extender y mantener con librerías dinámicas.

¿Qué necesitas?

Básicamente un equipo en el que puedas instalar Mac OS X Maveriks o superior (10.9+). Si ya lo tienes, basta instalar X Code 7 IDE desde la propia Mac App Store. Para empezar a trabajar necesitas eso sí, una cuenta de desarrollador de Apple.

HTML5 + Javascript

HTML es un lenguaje de marcado para la elaboración de páginas web. No se puede en este sentido, utilizarlo para el desarrollo de aplicaciones, pero cuando se combina HTML5 (su última iteración) con Javascript, obtenemos algo muy similar a un lenguaje de programación, viable tanto para crear web apps como aplicaciones móviles.

El desarrollo de apps en HTML5 puede ser interesante ya que simplifica la carga de trabajo. Sólo tenemos que desarrollar una App para después “empaquetarla” para los distintos sistemas operativos: iOS, Android, escritorio, etc. Se reducen así los tiempo de desarrollo y los costes de mantenimiento.

Características principales

  • Independencia total con respecto a dispositivos y sistemas operativos.
  • Puede ser utilizada tanto para el desarrollo de Apps, como páginas web y Web Apps.
  • Diseño responsive que se adapta a cualquier dispositivo y tamaño de pantalla.
  • La reproducción de multimedia no requiere herramientas externas.
  • Offline caching, lo que permite trabajar incluso con determinados elementos off-line.
  • Pero a pesar de todo, de momento no son tan potentes y completas como las aplicaciones nativas, que sí pueden acceder a todas las funciones del sistema operativo sobre el que se construyen. También presentan dificultades si necesitamos acceder a determinados elementos del hardware del terminal en el que se va a instalar.

¿Qué necesitas?

Básicamente contar con un programa que te permita escribir en HTML. Hay muchos entre los que escoger. Los más populares son los siguientes:

A la hora de trabajar con este “lenguaje” se suele apostar por entornos híbridos, que permitan por un lado contar con la flexibilidad de una app HTML5 pero que a la vez, esté encapsulada en un App Wrapper nativo, de forma que tenga una mayor rendimiento en cada plataforma.

Un artículo publicado en Smart & Small