Luces, cámara y acción. El mundo del cine tiene más de un siglo de antigüedad. Pero en los últimos años nuevos modelos de consumo y la irrupción de nuevas tecnologías (3D, realidad virtual, etc.) han cambiado radicalmente el panorama. El cine vive en una revolución evolución constante, a la que también se han sumado unas cuantas startups.

Startups que no sólo proponen nuevas formas de consumir contenidos (Wuaki, Netflix, etc.) sino que apuestan por ofrecer una experiencia diferente. En este especial hemos seleccionado tres startups españolas que apuestan precisamente por eso, por abordar el fenómeno cinematográfico desde un punto de vista original y diferente.

MultiDub

MultiDub es una startup española que quiere hacer más accesible el consumo de películas y contenidos audivisuales. ¿Su propuesta? Permitirnos ver cualquier película bien en versión original, bien en cualquier doblaje disponible para esa película.

Multidub se presenta como una App (disponible tanto para iOS como para Android) que identifica la película que estamos viendo en televisión en ese momento y nos ofrece la opción de verla en V.O o escoger cualquier de los doblajes que se produjeron para dicha cinta.

El doblaje que ofrece la aplicación se sincroniza automáticamente con el momento que se muestra en la escena. La forma ideal de utilizarla por lo tanto es bajar el volumen del televisor y conectar nuestro smartphone a los auriculares. Para conseguir su objetivo, MultiDub ha firmado acuerdos con Sony, Paramount, Universal, FOX y otras compañías del sector para aumentar el catálogo de películas disponibles

montaje-cine-roulette

Touchvie

Touchvie se presenta como el “Shazam de las películas”. Su aplicación para Android e iOS nos anima a seleccionar la película que estamos viendo para a continuación, “escuchando· el audio de la escena en la que nos encontramos,  ofrecernos de manera simultánea información sobre cualquier elemento que aparezca en pantalla: actores, personajes, prendas de ropa, localizaciones, contexto histórico y libros entre otros.

Esta startup ofrece ya información de 1.100 títulos entre películas y series, entre ellos películas actuales como “Spotlight” o “La gran apuesta”, clásicos como “Ben Hur”, “Blade Runner” o “El Padrino”; cine español como las películas de Pedro Almodóvar, o series como “Juego de Tronos” o “House of Cards”. Para 2017 esperan llegar a abarcar tantas películas como el volumen de Netflix en Estados Unidos.

Screen.ly

Screen.ly es una startup que aplica el modelo de crowdfunding al mundo del cine, de modo que sean los espectadores los que decidan qué película quieren ver.

Esta startup se articula en forma de una plataforma web que permite a cualquier persona la organización de proyecciones bajo demanda en salas de cine, a través de un sistema de reserva colectiva de entradas.

De esta forma, los espectadores pueden promocionar todo tipo de eventos audiovisuales, siempre que consigan vender las suficientes entradas para que a la sala de cine le sea rentable poner en marcha la proyección

Screenly es una herramienta para que los espectadores tomen el poder, se puedan convertir en promotores de eventos y se organicen para conseguir ver lo que quieran ver, dónde y cuándo ellos decidan. Además en un servicio para que creadores distribuidores y exhibidores investiguen nuevas formas de distribuir en salas de cine, utilizando Internet como aliado y no como enemigo, encontrando e implicando a su público.

Rodolfo de Juana