Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Estilo de Vida

Meta: la vuelta a la oficina va a causar una ‘enorme desconfianza’ en Zuckerberg

Las grandes empresas siguen intentando que sus trabajadores regresen a la oficina, pero los efectos de esas políticas podrían traerles menos ventajas que inconvenientes.

Durante la pandemia de COVID-19, en aquellos países en los que el confinamiento no era directamente obligatorio, muchas compañías adoptaron un modelo de trabajo híbrido en el que los empleados podían elegir cuándo querían ir a la oficina. Esto llevó a muchas firmas tecnológicas, como Google, Amazon, Apple o Meta (la matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp), a seguir esos mismos pasos.

Los directivos ahora buscan revertir ese proceso, haciendo que los trabajadores vuelvan a sus puestos de trabajo presencial. Una situación que —paradójicamente— lleva a empresas como la plataforma de videollamadas Zoom, fuertemente beneficiada por el modelo de trabajo a distancia, a afirmar que el personal que teletrabaja no puede ser innovador ni llegar a conocerse bien.

Uno de los casos que más polémica ha generado recientemente ha sido el de Meta. Hace unos días, Business Insider tuvo acceso al comunicado que la compañía de Mark Zuckerberg le envió a su plantilla, en el que se detallaba que, a partir del próximo 4 de septiembre, los empleados podrían ser despedidos si no acuden a la oficina tres días a la semana.

Heidi K. Gardner, asesora de liderazgo y miembro distinguido de la Facultad de Derecho de Harvard, ha declarado a CNBC Make It que esta decisión de la matriz de Facebook podría generar una «enorme cantidad de desconfianza en el liderazgo y la institución, y no es de extrañar».

«Los líderes deben asegurarse de que están practicando la transparencia y que sus acciones coinciden con sus palabras», ha valorado Gardner. «El establecimiento de la confianza es una parte fundamental de ser un líder y se necesita empatía para generar esa confianza».

Las declaraciones de la experta de Harvard coinciden con la postura de otros líderes del sector como Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Hace un año, la firma de Redmond publicó un informe en el que se constataba que los jefes piensan que sus trabajadores no rinden cuando trabajan desde casa. «Todos los datos que barajamos muestran que más del 80% de las personas sienten que son muy productivas», señalaba Nadella por aquel entonces. «Eso significa que hay una desconexión en cuanto a las expectativas y lo que sienten realmente».

Ramón Armero