Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Estilo de Vida

Una misteriosa empresa de Silicon Valley quiere crear una ciudad desde cero

Una misteriosa empresa respaldada por multimillonarios de Silicon Valley ha estado acaparando terrenos en un condado del norte de California en un aparente intento de construir una ciudad completamente nueva en el estado.

Según el New York Times, entre los inversores figuran algunos de los nombres más conocidos de la zona, desde Marc Andreessen a Laurene Powell Jobs.

La empresa, Flannery Associates, ha invertido 800 millones de dólares en la compra de cientos de hectáreas de tierras de cultivo en el condado de Solano, situado al noreste de San Francisco, según muestran documentos obtenidos por Business Insider.

The Wall Street Journal ha publicado que Flannery ha comprado más de 2.100 hectáreas de tierras de cultivo alrededor de la Base de la Fuerza Aérea Travis desde 2018. Según el medio, los funcionarios del gobierno comenzaron a investigar las compras, preocupados porque hubiera intereses extranjeros detrás de la compañía.

«Así que toda la base está rodeada ahora», explicaba Catherine Moy, alcaldesa de Fairfield, a ABC 7 News. «No hay zona que no limite con Flannery».

Poco se sabe de Flannery Associates o de sus planes concretos para la ciudad. Según The New York Times, la empresa está dirigida por Jan Sramek, un ex operador de Goldman Sachs de 36 años.

Entre los patrocinadores de Flannery se encuentran Andreessen, Powell Jobs, Michael Moritz de Sequoia Capital, o el cofundador de LinkedIn Reid Hoffman entre otros.

No está claro cuánto invirtió cada uno en la empresa.

En 2017, Flannery Associates propuso una idea para convertir los terrenos del condado de Solano en una ciudad transitable impulsada por energías renovables y que albergara a decenas de miles de residentes, informa el NYT. Los datos inmobiliarios muestran que el precio medio actual de la vivienda en el condado es de 585.000 dólares.

En un correo electrónico obtenido por el New York Times, Moritz decía que Flannery había comprado unas 560 hectáreas de terreno a menos de 10.000 dólares la hectárea.

Pero el precio se ha disparado desde entonces, con Flannery gastando hasta 15.000 dólares por media hectárea, según los abogados de Flannery Associates en documentos judiciales.

En mayo, los abogados de Flannery presentaron una demanda contra un grupo de terratenientes del condado de Solano, alegando que conspiraron para inflar los precios de sus terrenos.

La demanda alega que Flannery pagó un exceso a los propietarios de unos 170 millones de dólares y solicita una indemnización por daños y perjuicios de al menos 510 millones de dólares.

En una petición de desestimación de la demanda presentada en julio, los propietarios afirmaron que «o bien habían realizado transacciones de buena fe y en condiciones de igualdad para la venta de terrenos, o bien no se habían visto tentados por los precios de Flannery, porque no tenían ningún deseo (o capacidad) de vender».

Silicon Valley lleva mucho tiempo intentando construir una ciudad desde cero, a veces con una visión utópica de «ciudad inteligente».

En 2016, Y Combinator, la aceleradora de startups de Silicon Valley, comenzó a estudiar cómo podría construir una ciudad que pudiera hacer frente a la crisis de vivienda asequible de California.

«Queremos construir ciudades para todos los seres humanos, para personas tecnológicas y no tecnológicas», escribió la aceleradora. «No nos interesa construir ‘locas utopías libertarias para techies‘».

Fundadores tecnológicos como Bill Gates y Elon Musk también han tenido visiones de sus propias ciudades.

Musk compró recientemente casi 1.500 hectáreas a las afueras de Austin, Texas, para construir una ciudad que pretende llamar «Snailbrook», donde imagina una «especie de utopía tejana junto al río Colorado».

Victoria Bustamante