Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Redes Sociales

El uso de redes sociales por jóvenes conlleva más conductas nocivas

Las redes sociales han revolucionado el panorama de la comunicación. Si bien la creación e intercambio de contenido que permite puede favorecer la conexión social, creatividad y relaciones, también guardan un lado oscuro. Los riesgos de las redes sociales más conocidos: acoso online, exposición a información errónea, contenidos inapropiados, grooming, y un uso excesivo.

No obstante las consecuencias y efectos reales de su uso todavía está confirmar. Su aparición es relativamente reciente, por lo que comprender su impacto es algo que los expertos están empezando ahora a analizar y entender.

Para abordar esta brecha de conocimiento, un estudio que acaba de aparecer en BMJ revisó los resultados de hasta 126 trabajos publicados en revistas científicas que investigaron la asociación entre el tiempo dedicado a las redes sociales y el acceso a ciertos contenidos con una serie de comportamientos que suponen un riesgo para la salud en la adolescencia.

Los resultados, que incluyeron una muestra final de 1.431.534 de jóvenes entre 10 y 19 años con una edad promedio de 15, reveló que en aquellos que aquellos que dedican más tiempo a las redes sociales se observa con mayor frecuencia el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas. También se relacionó con mayor probabilidad de practicar conductas sexuales de riesgo, conductas antisociales y una mayor participación en juegos de azar.

“Las conductas experimentales y de riesgo son una parte inherente de la adolescencia”, escriben los autores. «Sin embargo, como las salvaguardias para un mundo digital aún están evolucionando, es posible que sea necesaria la precaución en los sectores académico, gubernamental, de salud y educativo antes de que se comprendan completamente los riesgos del uso de las redes sociales por parte de los adolescentes».

La mayoría de los estudios evaluados se llevaron a cabo en países de altos ingresos y fueron de diferente calidad. Si bien los investigadores no pudieron establecer una causa, sí que resaltan una correlación entre mayor uso de estas plataformas y conductas nocivas en la adolescencia.

2 horas al día duplicó las probabilidades de consumir alcohol

Los análisis mostraron que el uso frecuente o diario de las redes sociales se asoció con mayores probabilidades de consumo de alcohol (48%), uso de drogas (28%) y consumo de tabaco (85%) en comparación con el uso poco frecuente o no diario.

También se asoció con conductas sexuales de riesgo como sexting, sexo transaccional y uso inconsistente de condones (77%), conductas antisociales como intimidación, agresión física y conducta agresiva/delincuente (73%) y casi 3 veces más probabilidades de apostar en comparación con el uso poco frecuente o no diario.

Para el consumo de alcohol, se encontraron asociaciones más fuertes para los adolescentes de 16 años o más. Y pasar al menos 2 horas al día en las redes sociales duplicó las probabilidades de consumir alcohol en comparación con un tiempo menor de uso.

«Más allá de satisfacer el interés por acceder a información a través de internet, el diseño de la mayoría de estas plataformas busca mantener conectados a sus usuarios el mayor tiempo posible en busca de novedades, aprobación social y otras estrategias de diseño del comportamiento«, sostiene en SMC, Josep Maria Suelves, psicólogo clínico experto en adicciones y Psicología de la Salud, jefe del Servicio de Prevención y Control del Tabaquismo y de las Lesiones en la Agencia de Salud Pública de Cataluña,

«A pesar de los beneficios que sin duda pueda tener, es a veces motivo de preocupación por motivos que van desde la exposición a contenidos inadecuados, la reducción del tiempo disponible para otras cuestiones importantes —como las relaciones personales, el estudio, la actividad física o el reposo— y, quizá en algunos casos, el desarrollo de trastornos mentales como las adicciones«.

Cristina Fernández Esteban