Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Internet

Este gráfico desvela cómo los anuncios están inundando el streaming

¿Recuerdas cuando una de las grandes ventajas del streaming era que no tenían anuncios?

Eso ya se acabó: aunque la mayoría de las empresas de streaming siguen permitiendo versiones sin publicidad si uno está dispuesto a pagar algo más, las plataformas cada vez están más interesadas en crear versiones de sus ofertas que tengan anuncios.

Netflix, que había insistido durante años en que no le interesaba la publicidad, ha dado el giro más notable, aunque otros streamers que se lanzaron también al principio a funcionar sin publicidad, como Max/HBO Max y Disney+, también han terminado añadiendo anuncios.

Por su parte, Hulu, que siempre había tenido una versión con publicidad pero no la promocionaba demasiado, también ha hecho hincapié en su versión sin anuncios.

Y ahora, a medida que los streamers y los clientes se sienten más cómodos con la propuesta (y a medida que los streamers se ven sometidos a una presión cada vez mayor para generar ingresos y beneficios en vez de limitarse solo a incrementar el número de suscriptores) llega el siguiente paso: poner todavía más anuncios en la pantalla.

Este gráfico, elaborado a partir de datos de la empresa de investigación publicitaria MediaRadar, muestra cómo ha aumentado la carga publicitaria (la cantidad de minutos de anuncios por hora) en muchos servicios de streaming en los últimos dos años.

Por supuesto, la gente se suscribe a los niveles de publicidad más baratos sabiendo que recibirán anuncios. Pero cuidado: alguien que paga unos 15 dólares al mes por un servicio de streaming puede estar de acuerdo con cinco minutos de anuncios por cada hora de visionado, pero puede empezar a molestarse con 10. Así que será interesante ver cómo las plataformas añaden anuncios por hora.

Netflix y Disney+ son relativamente nuevos en esto de los anuncios, por lo que es más difícil hacerse una idea de su capacidad e interés para vender más anuncios por hora.

También hay que tener en cuenta que varios de estos servicios de streaming son propiedad o están controlados por la misma entidad corporativa (Disney+/Hulu, Max/Discovery+, Paramount+/Pluto) y puede que acaben fusionándose entre sí tarde o temprano.

Pero lo más importante es ser conscientes de que, si hoy las plataformas ya tienen anuncios, lo que cabe esperar de ellas en el futuro son todavía más anuncios.

David Vázquez