Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Asuntos de dinero

3 formas de introducir el loud budgeting en tus finanzas personales

A estas alturas, la mayoría de nosotros ya hemos oído la frase loud budgeting, la última tendencia financiera viral de TikTok. La idea anima a los consumidores a recuperar el control de sus finanzas y a tomar decisiones conscientes sobre el dinero, en lugar de gastarlo solo porque pueden o sin tener en cuenta su presupuesto personal.

Según la planificadora financiera certificada Chloe Moore, el presupuesto en voz alta puede ser una gran manera de atenerte a sus objetivos de ahorro, establecer límites financieros e incluso reducir la ansiedad en torno al dinero.

«El concepto de presupuesto en voz alta puede ayudarnos a alejarnos de las presiones de lo que debería ser importante y centrarnos en lo que valoramos personalmente», señala Moore a Business Insider.

Aquí hay 3 maneras que esta experta recomienda para incorporar el presupuesto en voz alta en tus finanzas:

1. Establece límites financieros

Sea cual sea tu presupuesto para ocio, comer fuera o comprar ropa, fíjalo y cíñete a él.

«Una vez fijado el presupuesto, no te dejes llevar por las rebajas, los anuncios o las tendencias de la moda», aconseja Moore. «Esto podría significar que tienes que ir directamente a casa después del trabajo, cancelar la suscripción a correos electrónicos o las alertas de descuentos por SMS, o incluso eliminar la información de pago que hace que sea más fácil gastar».

Un informe del prestamista online SoFi reveló que el 56% de los consumidores afirma que más de la mitad de sus compras online son espontáneas. Para contrarrestar la poderosa atracción de las compras online y reducir el riesgo de la compra impulsiva, Moore recomienda «crear una reserva de pagos que dificulte el gasto».

2. Decide en qué es importante gastar

Cuando se trata de tu dinero, tienes que decidir qué es realmente importante para ti.

«Ser intencional acerca de a qué le dices que sí y aprender a decir que no puede ayudarte a ahorrar hacia tus metas personales mientras también aumentas tu felicidad general», dice Moore.

«Cuando consideras la vida que has creado, ¿estás realmente gastando tiempo, dinero y energía en lo que más te importa? ¿O estás comprando ciegamente artículos para llenar un vacío, impresionar a los demás o mantenerte al día?». Es importante hacerte estas preguntas.

Ser reflexivo con el dinero también puede ayudar a frenar la ansiedad que suele acompañar al manejo de las finanzas personales. Cuando eres consciente de tus gastos, sabes adónde va tu dinero y lo que puedes permitirte, de forma que no hay sorpresas.

Esto también se aplica a los ahorros: si tienes la intención de ahorrar dinero en una cuenta de ahorro de alto rendimiento o en otro instrumento financiero de ahorro, no te quedarás sin dinero ni te impedirá responder a una emergencia.

3. Aprende la diferencia entre no tener dinero y no querer gastarlo

En lugar de pensar «no tengo suficiente dinero», plantéatelo como «no quiero gastar dinero». Esto puede funcionar en numerosas situaciones, como si los amigos van a salir a tomar algo después del trabajo. En lugar de decir que no te lo puedes permitir, puedes decir: «Me he gastado mi presupuesto de ocio del mes y no quiero gastar más de la cuenta».

Esta postura también puede abrir conversaciones sobre el dinero y los objetivos financieros. 

«Hacer un presupuesto en voz alta puede capacitarte para hablar de dinero con tus amigos y apoyaros mutuamente en el desarrollo de hábitos de gasto saludables», explica Moore. «Si tus amigos ven que estás haciendo cambios para mejorar y que esos cambios te están impactando positivamente, pueden inspirarse para seguir tus pasos»

Andrea Núñez-Torrón Stock