Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Estilo de Vida

Lugares de España que está prohibido sobrevolar: no verás ningún avión por ahí

El cielo no tiene carriles visibles que deban seguir los aviones, pero existen unas líneas imaginarias de las que no se pueden desviar los pilotos. La Organización de Aviación Civil Internacional establece las rutas de navegación mediante la certificación ETOPS (Extended Operations, antigua Extended-range Twin-engine Operation Performance Standards).

Las trayectorias durante un vuelo se adaptan a las condiciones climáticas, los accidentes geográficos que atraviesan y las características del avión. La organización establece las rutas que puede utilizar cada avión y las zonas de exclusión aérea. Los modelos twin-engine (bimotores) son los únicos que pueden realizar recorridos de larga distancia atravesando océanos, desiertos o cordilleras.

La certificación ETOPS establece que solo los aviones de dos motores pueden volar en estas condiciones ya que, si falla un motor, tienen hasta 60 minutos de margen para realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto más cercano.

Las restricciones al vuelo tienen motivos diversos: áreas como la Antártida con frío extremo en las que se congelaría el combustible, zonas turísticas como Disneyland o el palacio de Buckingham en Londres o por motivos religiosos como el Taj Mahal en India o el Monte del Templo en Israel, ha explicado Computer Hoy.

España no se libra de las zonas de exclusión aérea

Las limitaciones al vuelo suelen estar relacionadas con peligros para los pasajeros como temperaturas extremas, turbulencias peligrosas o incluso seguridad nacional. En España está prohibido volar en algunos espacios controlados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como el Centro de Formación del Cuerpo Nacional de Policía (Ávila) o la Academia General del Aire (Murcia).

En las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla están limitados los vuelos sin autorización debido al valor estratégico y geopolítico. Algo similar sucede en las costas de África: está prohibido sobrevolar áreas con presencia militar como las Islas Chafarinas, el Peñón de Alhucemas y el Peñón de Vélez, según HuffPost.

Los aviones que surquen el cielo español no podrán acercarse en un rango de 1.000 a 1.800 metros a las centrales nucleares de Ascó (Tarragona), Cofrentes (Valencia), Vandellós (Tarragona), Trillo (Guadalajara), José Cabrera (Guadalajara), Almaraz (Cáceres) y Santa María de Garoña (Burgos). También está prohibido volar sobre el Palacio Real y el Campo del Moro por debajo de los 1.220 metros.

El caso de los Parques Nacionales poco tiene que ver con la seguridad nacional o la geopolítica. España restringe el vuelo de aviones para evitar que la contaminación acústica pueda afecta a los animales protegidos y preservar la calidad del aire de la zona.