Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Motor y Viajes

Los conductores del Cybertruck de Tesla confiesan cuál es su mayor queja

Llevas años esperando la pick-up de tus sueños, aguardando en una lista de espera mientras el multimillonario del sector tecnológico que está detrás de tu automóvil futurista da los últimos retoques al nuevo coche eléctrico más exclusivo del mundo.

Pero cuando por fin llega tu Cybertruck, que vale casi 100.000 dólares, las puertas se manchan al abrirlas y el exterior de acero inoxidable se cubre de manchas de óxido a las primeras de cambio.

Parece demasiado decepcionante, ¿no?

Pero para algunos miembros de la primera hornada de propietarios del Tesla Cybertruck —muchos de los cuales ya habían tenido Teslas anteriormente— pocas cosas pueden contrarrestar la emoción de ser de los primeros en conducir el nuevo vehículo.

Seis clientes de Tesla que han hablado con Business Insider afirman que las informaciones sobre las manchas de óxido no han mermado su entusiasmo por el vehículo.

«Creo que Tesla se libra de muchas cosas porque la experiencia de conducción es muy buena«, afirma a Business Insider Donald Green, propietario de un nuevo Cybertruck en League City (Texas, Estados Unidos). «Una vez que empiezas a conducir un Tesla, nunca vuelves atrás».

Tesla entregó su primera docena de Cybertrucks en noviembre, pero la mayoría de la gente no empezó a recibir sus vehículos hasta principios de este año. La camioneta eléctrica tiene un precio de entre 60.990 y 99.990 dólares, según el nivel de acabado. La versión premium de la camioneta tiene una autonomía estimada de 510 kilómetros y puede pasar de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos.

Unos meses después de que empezaran las entregas, algunos miembros de un foro de propietarios de Cybertruck empezaron a quejarse de manchas de óxido en el vehículo. Los usuarios del foro compartieron fotos de las pequeñas manchas anaranjadas y pidieron consejo sobre cómo limpiar las manchas actuales y evitar que se ensuciaran en el futuro.

Un ingeniero de Tesla acudió rápidamente a X, antes Twitter, para explicar que no era el propio metal del Cybertruck el que se estaba oxidando, afirmando que el coche simplemente estaba recogiendo contaminación superficial.

El ingeniero, Wes Morrill, explicó que las manchas naranjas eran una oxidación aparente de partículas metálicas que podrían haberse recogido de la fábrica o a través del transporte ferroviario. Aseguró a los preocupados clientes que la contaminación superficial podía limpiarse fácilmente. Elon Musk, CEO de Tesla, respondió «sí» a la publicación de Morrill.

Manchas, polvo, óxido y huellas dactilares

A medida que más y más propietarios del Cybertruck empezaban a recibir sus vehículos, los grupos de Facebook y los foros de internet dedicados al Cybertruck se inundaron de peticiones de consejos específicos de limpieza para evitar el polvo, el óxido y otro problema importante de la carrocería de acero inoxidable, las huellas de las manos.

Dennis Wang, un youtuber que adquirió su Cybertruck en enero, contó a Business Insider que al principio no se percató de las pequeñas motas de polvo hasta que un taller especializado se las señaló.

«No tenía ni idea de qué hacer», explica Wang. «Solo esperaba que no se extendiera».

Del mismo modo, Green se dio cuenta de la gran acumulación de polvo tanto en el interior como en el exterior de su Cybertruck poco después de que se lo entregaran en febrero.

«Hay huellas por todas partes en el vehículo, y absorbe todo lo que desprende la carretera», comenta. «Acabé teniendo tres manchas en mi vehículo».

Otros tres nuevos propietarios del Cybertruck han explicado a Business Insider que no notaron ninguna mancha de óxido, pero se sorprendieron al comprobar la facilidad con la que el acero inoxidable se queda con las huellas de las manos, un problema que suele darse en los electrodomésticos de acero inoxidable, pero no en los coches.

Al fin y al cabo, el Cybertruck es el primer vehículo de acero inoxidable que se fabrica desde que DMC fabricó el DeLorean de acero inoxidable y posteriormente interrumpió su producción en 1982. Se sabe que este metal es difícil de moldear y propenso a mancharse.

Sin embargo, parece que los propietarios del Cybertruck no tienen problemas con el mantenimiento extra que supone el vehículo.

¿Un coche de casi 100.000 dólares y una solución de unos 10 dólares?

Algunos propietarios del Cybertruck han probado de todo, desde Windex —un limpiador de vidrio similar al Cristasol— hasta soluciones de limpieza más duras. Un producto de limpieza común en los hogares de Estados Unidos parece ser el remedio más recomendado: Barkeepers Friend, que Morrill también recomendó en su publicación X.

En YouTube, la gente recomienda otro producto similar, Soft Cleanser. Este producto de limpieza, que cuesta menos de 10 dólares, actúa cortando la capa superior de metal y eliminando la fina capa con la mota de óxido incrustada.

Tres de los propietarios de Cybertruck que han hablado con Business Insider han explicado que ya han usado Barkeepers Friend en las manchas de sus vehículos, y atribuyen al producto de limpieza la eliminación de todas las imperfecciones. Un cuarto propietario pidió un poco del limpiador poco después de ver los grupos de Facebook que hablaban maravillas de él y explica que piensa utilizarlo más adelante.

Medidas más drásticas

Mientras que los disolventes de limpieza pueden ser una solución rápida para los Cybertrucks sucios, cuatro de los nuevos propietarios explican que ya han recubierto sus vehículos o están en proceso de hacerlo. Una opción es hacerlo con un vinilo que cubra la totalidad del vehículo. Suele ser de un color o acabado diferente para dar al automóvil un aspecto único, al tiempo que sirve de capa protectora.

Incluso a precios reducidos con ofertas, estos recubrimientos pueden costar más de 5.000 dólares, además de los 99.990 dólares que cuesta el propio Cybertruck.

Algunos propietarios, como Larson, simplemente compran el recubrimiento para que sus Cybertrucks destaquen por encima del resto. Él ha optado por un azul mate.

Pero otros han optado por un vinilo como medida preventiva contra las manchas en un esfuerzo por minimizar el mantenimiento del acero inoxidable.

Win Cramer, un californiano propietario de un Cybertruck que adquirió su vehículo en febrero, optó por un recubrimiento PPF transparente que le costó unos 5.000 dólares.

«Compré el filtro PPF fundamentalmente por las huellas dactilares. Era un imán de huellas dactilares que me volvía loco», cuenta a Business Insider sobre su nuevo coche. «Las huellas dactilares ciertamente se lavan, y usé toallitas con Windex, pero no debería tener que hacer eso. Es un asco, así que el recubrimiento fue mi forma de evitarlo».

El mantenimiento extra no es del todo inesperado para los propietarios experimentados de Tesla, muchos de los cuales han adoptado con anterioridad el papel de pioneros.

«Siento que Tesla podría darnos más recomendaciones sobre este tipo de cosas», comenta Wang, refiriéndose al mantenimiento del Cybertruck. «Da la sensación de que nos dejan a ciegas y tenemos que experimentar por nuestra cuenta».

«Pero esto es habitual en Tesla», añade. «Dejan que los demás descubran los entresijos sobre la marcha».

Otros propietarios señalan que no es raro que los vehículos de gama alta requieran un poco más de mantenimiento.

«Cuanto más dinero gastas, generalmente lo cuidas más«, afirma Cramer, que también posee un Porsche Taycan Turbo. «Algo de eso es natural con la inversión que se hace. El Cybertruck es el coche de una persona de coches en esta gama».

El Cybertruck tiene un precio inferior al de la mayoría de los coches de lujo, pero sin duda tiene la misma clientela. Puede que no sea así por mucho tiempo. Si Tesla alcanza los ambiciosos objetivos de producción de Musk para el Cybertruck, es probable que se enfrente a compradores menos indulgentes, tal y como explica a Business Insider el analista de automoción Ivan Drury.

«Cuando tienes un coche raro y exótico, la gente está dispuesta a aguantar muchas cosas«, resume. «Eso no será así si se convierte en algo tan común como un Toyota Camry. La gente normal no quiere pasar ese tiempo».

Pero por ahora, estos conductores aseguran que Cybertruck merece la pena por muchos inconvenientes que pueda acarrear.

«Tesla es el mejor coche de la carretera. Es el mejor coche para conducir», afirma Green. «La experiencia de conducción es simplemente excelente».

Lidia Vega