Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Destacados

En este pueblo el cementerio proporcionará electricidad gratis a sus ciudadanos

El cementerio de un pueblo francés llamado Saint-Joachim en Pays de la Loire es fuente de vida, o mejor dicho, de energía. El camposanto ha asistido en los últimos tiempos a una peculiar transformación al convertirse en una inusual fuente de energía fotovoltaica.

Tal y como indica la web de Eletrek, una marquesina solar de 1,3 megavatios (MW) cubrirá el cementerio de Saint-Joachim y suministrará electricidad a los 4.000 habitantes del municipio a partir del verano de 2025.

Y no solo proporcionará sombra y generará energía limpia, sino que también recogerá agua de lluvia para el césped de un complejo deportivo cercano y otras zonas verdes. También ayudará a evitar inundaciones en el cementerio, puesto que el pueblo se sitúa en el centro del pantano de Brière y este se inunda cada invierno.

Detrás del proyecto se encuentran Brier’energie y RECIT. Éric Boquaire, presidente de Brier’energie, explicó a PV magazine France que el dosel de 8.000 metros cuadrados que recubrirá la necrópolis constará de 5.000 paneles solares. También cuenta con el apoyo de la Fundación de Francia, una agencia gubernamental que fomenta el apoyo de filántropos y empresas.

Otra de las ventajas de la iniciativa es su bajo coste, ya que se trata de un proyecto de “autoconsumo colectivo”: los residentes podrán unirse al plan comunitario por tan solo 5 euros. En 2021 se consultó la opinión sobre la marquesina a los lugareños, y un 97% se mostraron a favor de su construcción.

Hasta la fecha, 420 residentes se han sumado, aunque la marquesina solar del cementerio compartirá equitativamente la electricidad producida con todos los consumidores. La marquesina será semitransparente para dejar pasar la luz, mediante un tipo específico de panel solar.

«Creo que es una idea hermosa», dice Broquaire, que podría replicarse en otros lugares. El municipio financiará íntegramente la instalación por 3,35 millones de euros, empleando las ganancias fiscales derivadas del aumento del 7% del impuesto a la propiedad el año pasado.

Una década a la vanguardia

Tal y como recapitula Euronews, Saint-Joachim lleva toda la última década siendo puntera en renovables: en 2012 instaló paneles fotovoltaicos en los tejados municipales.

A mediados de este mes de marzo de 2024 se avanzará un paso más con la instalación de un prototipo en un terreno de 180 metros cuadrados del cementerio, brindando así una idea inicial del diseño. «En Francia nunca hemos llevado a cabo un proyecto para compartir electricidad con tanta gente», afirma Broquaire. 10 personas suele ser la media de una instalación solar compartida.

“Aquí será la primera vez con más de 1.000 personas compartiremos la luz sin pagar”, añade. En un hogar medio de dos personas en Saint-Joachim, 1.000 conexiones a la red eléctrica equivalen a al menos 2.000 personas atendidas.

Si la nueva fuente solar pudiera satisfacer por completo las necesidades de energía de los hogares más cercanos, el cementerio solar comunal asumiría la cobertura eléctrica del 20% del pueblo o de unas 800 personas.

Para dividir la energía eléctrica de forma equitativa entre toda la población se diseñará un algoritmo desde cero. La tecnología tomará lecturas de 30 minutos de los consumidores y del dosel solar. Al final de cada mes, estos datos cifrados permitirán al operador francés de red Enedis determinar qué deducciones se deben a cada participante.

Un ahorro anual de 150 a 250 euros por hogar

Según los cálculos realizados por Brier’energie, los hogares de este pequeño municipio francés ahorrarán gracias a este cementerio solar una media de 150 a 250 euros en sus facturas anuales de electricidad.

También se beneficiarán empresas de cualquier tamaño, desde grandes supermercados a pequeños negocios como peluquerías o panaderías. El reparto será absolutamente equitativo: a partir del verano del año que viene todos los ciudadanos tendrán acceso a esta energía limpia.