Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Portada

7 síntomas que los médicos aconsejan no ignorar nunca

Hay algunos síntomas que son más graves que otros. Aunque en general no deberías ignorar ningún cambio en tu salud, por muy nimio que parezca, sobre todo si se mantiene en el tiempo.

De primeras digestiones pesadas o hinchazón abdominal parece algo bastante común, pero merece la pena saber que también son dos de las pocas formas en las que se manifiesta el cáncer de ovarios. La tos incesante o cambios en los hábitos del baño tampoco deberían desestimarse cuando duran más de 2 semanas sin remitir.

Dolor de pecho, pérdida repentina de la visión o el habla son síntomas evidentes que requieren una consulta médica inmediata. ¿Qué pasa con los síntomas que son más leves? Puede ser difícil saber cuándo consultarlos. Los especialistas médicos de la Mayo Clinic enumeran los  7 síntomas a los cuales es necesario prestar siempre atención.

Perdida de peso sin explicación

La pérdida de peso sin causa aparente puede ser ocasionada por muchas afecciones, explican desde la reputada clínica. Y todas lo suficientemente importantes como para ser diagnosticadas y tratadas. Entre ellas se encuentran hipertiroidismo, diabetes, depresión, enfermedad hepática, cáncer o trastornos que interfieren con la forma en que el cuerpo absorbe los nutrientes.

«Si has perdido más del 5% de tu peso corporal durante los últimos 6 a 12 meses, díselo a tu médico»

Fiebre persistente o alta

Al parecer la fiebre tiene una función fundamental en la lucha contra las infecciones. Por lo que hay quien anima a no hacer nada por bajarla cuando es leve, lo que podría ayudar a acelerar la recuperación.

Pero si tras muchos días no remite es necesario valorarlo con un médico. Una fiebre persistente puede significar que tienes una infección, incluyendo gripe o COVID-19. «Si tienes fiebre y otros síntomas, como tos y fatiga, recibe atención médica para que te den recomendaciones médicas», aconseja la clínica.

Llama al médico si es superior a 39,4 °C o si has tenido fiebre durante más de 3 días.

Falta de aire

Si te cuesta respirar no tardes en acudir al hospital. Sobre todo si es «sin causa aparente, repentina y grave».

Entre las causas de la falta de aliento la Mayo Clinic enumera la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la bronquitis, el asma, la neumonía y un coágulo de sangre en el pulmón. Otras causas pueden ser problemas cardíacos o en caso de un ataque de pánico o ansiedad.

Cambios inexplicables en los hábitos intestinales

Consulta a un médico si notas cambios inexplicables o inusuales en las deposiciones, por ejemplo:

  • Heces con sangre, oscuras o alquitranadas.
  • Diarrea persistente o estreñimiento.
  • Dolor de estómago que no desaparece.

Podrían ser signo de una infección bacteriana viral o parasitaria. Otras posibles causas incluyen enfermedad del intestino irritable y cáncer de colon. Síntomas iniciales del cáncer colorrectal pueden ser incluso más sutiles. Como micción frecuente y cambios en la consistencia de las heces. La urgencia repentina o el dolor al orinar son formas en las que se puede revelar un cáncer de vejiga, riñón o próstata.

Confusión mental o cambios en la personalidad

Busca atención médica si experimentas cambios cognitivos repentinos, entre ellos:

  • Deficiencia en habilidades de pensamiento
  • Dificultad para concentrarte o prestar atención
  • Cambios de conducta

«Pueden causarse por varios problemas, como infecciones, deshidratación, mala nutrición, enfermedades mentales o consumo de medicamentos».

La demencia frontotemporal es una forma de deterioro cognitivo que puede causar pérdida de memoria y cambios de personalidad. Suele aparecer antes de los 60 años.

Sensación de saciedad después de comer muy poco

Si sientes que te sacias con menos comida no dudes en decírselo al médico, sobre todo si se acompaña de otros síntomas como náuseas, vómitos, hinchazón o pérdida de peso. «Si es así, asegúrate de hablarle sobre estos síntomas también», aconseja la clínica.

Puede deberse a la enfermedad por reflujo gastroesofágico o a úlceras pépticas. En algunos casos, podría esconder un problema más grave, como el cáncer de estómago.

Destellos de luz

Es uno de los problemas de vista que nunca debes ignorar. Podrían ser síntoma de migraña, si tiendes a tener estos fuertes dolores de cabeza.

Si no es así, los destellos de luz repentinos podrían deberse a un desprendimiento de retina, «una afección grave en la cual esta capa de tejido en la parte posterior del ojo se desprende de su posición normal. «La atención médica inmediata puede prevenir la pérdida permanente de la visión», recuerdan los especialistas.