Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Asuntos de dinero

¿Puedo pedir una hipoteca con mi pareja y que sólo uno sea titular?

¿Estás en pareja y no sabes si pedir una hipoteca conjunta o no? Si lo haces, aunque cada uno pague la mitad, ¿habrá sólo un titular o seréis los 2?

Teniendo en cuenta que, según Fotocasa, casi 7 de cada 10 personas que compran una vivienda en España están casadas, son parejas de hecho o están conviviendo con su pareja, es muy probable que las cuestiones anteriores sean dudas que tiene mucha gente. Vamos a responderlas.

¿Es posible pedir una hipoteca a nombre de un solo titular?

Sí, afirman, de hecho, cada vez hay más personas que solicitan una hipoteca en solitario —casi 1 de cada 3—, según se desprende del mismo informe de Fotocasa. Si bien en muchos casos lo hacen para comprar una vivienda para invertir, en tantos otros es para adquirir una primera o segunda residencia junto a su pareja.

Advierten, sin embargo, de que las entidades bancarias pueden poner más impedimentos a la hora de conceder una hipoteca a una sola persona, dado que para ellas supone un mayor riesgo de impago que si son 2 o más quienes pagan las cuotas.

Por ello, es más habitual que los bancos pongan más facilidades a quienes solicitan una hipoteca en pareja en vez de en solitario, puesto que en una hipoteca con 2 o más titulares, todos asumen la responsabilidad de la deuda, independientemente de la cuantía de su aportación. Además, en caso de impago, todos los titulares responden con sus bienes.

Sin embargo, existe una gran ventaja en aquellas parejas que deciden que únicamente uno de los miembros se hará cargo de la hipoteca, y así, al estar el otro libre de cargas, podrá solicitar otros préstamos a su nombre. Pero ¿puede, entonces, la vivienda ir a nombre de todos los propietarios, o sólo del titular de la hipoteca?

¿Es posible pedir una hipoteca a nombre de un solo titular para una vivienda que tiene 2 propietarios?

Otra vez sí. Y no sólo eso, subrayan, también es posible que la hipoteca esté a nombre de uno de los miembros y el inmueble a nombre del otro. Lo único que habrá que hacer es inscribir la vivienda en cuestión en el Registro de la Propiedad y establecer qué porcentaje de ésta le corresponderá a cada miembro, pague quien pague el préstamo hipotecario.

De esta manera, en caso de ruptura o de querer vender el inmueble, a cada uno le corresponderá la parte proporcional que conste en el Registro.

Comunidad de bienes

También es recomendable, en estos casos, que los propietarios acudan a un notario para establecer un contrato de constitución de una comunidad de bienes con respecto a la vivienda. Cuando un bien es indivisible —como ocurre con un inmueble— y tiene más de un propietario, estamos ante lo que se conoce como una comunidad de bienes.

Según el artículo 392 del Código Civil«, una comunidad de bienes es una forma jurídica bajo la cual 2 o más personas se agrupan para explotar o administrar un bien o conjunto de bienes, derechos o patrimonios».

Por lo tanto, la vivienda pertenece en proindiviso a los miembros de la comunidad de bienes, que en este caso serían las 2 personas que la compran, independientemente de quien pague la hipoteca.

Lo habitual es que cada uno de ellos disponga de la misma parte porcentual del inmueble, pero no tiene por qué ser así. De hecho, es común que si una de las 2 personas es quien paga la hipoteca, a ella le corresponda un porcentaje mayor, dado que es quien tiene la responsabilidad de abonar mensualmente las cuotas.

En Fotocasa terminan con un ejemplo para responder a la pregunta de si puedo pedir una hipoteca con mi pareja:

Supongamos que el titular de la hipoteca solicita el 70% del valor de la vivienda y el 30% restante lo ha pagado el otro propietario con sus ahorros, mientras que los gastos de compraventa de la casa corren a cargo de los dos por igual. Sería lógico que el 70% de la propiedad del piso le correspondiera al titular de la hipoteca y el 30% restante al otro propietario.