Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Internet

A Google se le está notando demasiado que tiene pánico a quedarse atrás

Google podría ser uno de los actores más grandes en el espacio de la inteligencia artificial (IA), pero un empleado dice que el trabajo del gigante tecnológico en este campo ha sido motivado por un «pánico absoluto» a quedarse atrás. 

«Los proyectos IA en los que estaba trabajando estaban mal motivados y eran impulsados por este pánico de que, mientras tuvieran ‘IA’ en su nombre, serían geniales», escribió Scott Jenson, un diseñador senior de experiencia de usuario que dejó Google en marzo, en una publicación de LinkedIn el lunes.

«Esta miopía NO está impulsada por una necesidad del usuario», continuó. «Es un pánico absoluto a quedarse atrás». Jenson aclaró posteriormente, a través de una actualización de su publicación, que no era un líder senior en Google y que los proyectos en los que trabajó «eran bastante limitados». 

«Mi comentario proviene más de una frustración general con toda la industria y su enfoque hacia la IA», escribió.  Según el perfil de LinkedIn, Jenson se graduó en la Universidad de Stanford y trabajó en Google durante unos 16 años, en tres períodos separados.

En su primer período, que duró de 2005 a 2011, Jenson gestionó la experiencia de usuario móvil de Google. Más tarde se reincorporó a Google en 2013, donde pasó más de 8 años enfocándose en la estrategia de producto. El último y más corto período de Jenson en Google fue de abril de 2022 a marzo de 2024, donde investigó nuevos usos de la tecnología háptica (la que estudia el sentido del tacto para reproducir respuestas táctiles) para Android.

«La visión es que habrá un asistente como Jarvis de Tony Stark en tu teléfono que te bloqueará en su ecosistema tan fuerte que nunca lo abandonarás«, escribió Jenson, haciendo referencia al héroe de Marvel, Iron Man.

«Esa visión es pura tentación. El miedo es que no pueden permitirse que otro llegue primero«, agregó. Y según Jenson, esta no es la primera vez que el gigante de las búsquedas cede al miedo y la ansiedad cuando nota un nuevo rival.

«Esto mismo ocurrió hace 13 años con Google+ (también estuve allí para ese fiasco). Fue una reacción similar, pero ante Facebook«, escribió Jenson. Google+ fue una red social que la empresa lanzó en junio de 2011. El intento de la compañía de rivalizar con Facebook fracasó por el «bajo uso y participación» de los usuarios. El servicio finalmente se cerró en abril de 2019.

Según Jenson, Google no era el único gigante tecnológico culpable de cometer este error.

«Por cierto, Apple no es diferente. Ellos también están tratando de crear este salto de IA con Siri. Cuando el emperador se quede desnudo serán superados por alguien que piense a lo grande», soltó Jenson, quien también trabajó como diseñador de interfaz de usuario en Apple durante ocho años.

La crítica mordaz de Jenson llega en un momento en que gigantes tecnológicos como Google y Apple han estado luchando por ponerse al día con startups de IA como OpenAI. Y las fuertes inversiones en IA de Google y Apple no les han dado una ventaja significativa en la carrera por liderar la inteligencia artificial.

De hecho, los jefes de software de Apple pasaron semanas probando ChatGPT antes de darse cuenta de que necesitaban actualizar su asistente digital Siri, según The New York Times. La compañía con sede en Cupertino también está cerca de un acuerdo con OpenAI para integrar ChatGPT en la próxima versión de iOS, según Bloomberg.

Lo mismo ocurre con Google, que ha sido repetidamente superado por OpenAI con sus últimos productos. Cuando Google presentó su nuevo modelo de IA Gemini 1.5 el 15 de febrero, OpenAI lanzó su modelo de texto a video Sora solo unas horas después.

La semana pasada, OpenAI debutó con su nuevo modelo de IA insignia, GPT-4o, un día antes de que Google anunciara varias actualizaciones para sus modelos.

«Trato de no pensar demasiado en los competidores, pero no puedo dejar de pensar en la diferencia estética entre OpenAI y Google«, dijo el CEO de OpenAI, Sam Altman, en una publicación en Twitter (ahora X) el 16 de mayo.

Kwan Wei Kevin Tan, Daniel Alonso Viña