Vallebro Comunicación

Revista de Internet

Portada

Las casas prefabricadas más baratas en España: desde 7.000 euros

El problema de la vivienda en España está ocasionando que cada vez más personas se planteen una tiny house. ¿Qué son? Casas prefabricadas de tamaño reducido que permiten ubicar una vivienda en cuestión de días y en cualquier lugar con unos pocos metros disponibles. Su uso más común es el vacacional, pero poco a poco se están popularizando modelos que permiten tener un alojamiento habitual bastante decente.

Y es que, no solo son opciones increíblemente más económicas que una casa tradicional, también apuestan por un sistema de vida más verde, una huella de carbono casi nula y la posibilidad de reubicarse en otro lugar distinto cada pocos meses. Todo gracias a la fabricación estandarizada y al uso de módulos.

De hecho, el mercado está avanzando tan deprisa que atrás quedaron las casas prefabricadas hechas de contenedores básicos o que necesitan varias semanas para instalarse. Ahora es posible elegir entre un catálogo inmenso con diferentes tamaños, materiales, formas y necesidades.

Y para que puedas hacerte una idea de cómo está el panorama, hemos hecho una selección de las casas prefabricadas más baratas que puedes comprar ahora mismo para instalar en casi cualquier parte. ¡Vamos allá!

De madera, sobre ruedas y por solo 7.000 euros

La Gypsy Wagon de Hobycasa no solo tiene un nombre peculiar, también un diseño curioso. Esta casa prefabricada está montada sobre ruedas que permiten su movimiento, aunque no su transporte por carretera como si de un carro se tratase. Lo verdaderamente interesante está en sus casi 15 m2 de interior y la disposición con baño, cocina, salón y dormitorio.

Todo es bastante compacto, pero puede ser suficiente para su principal cometido, que no es otro que servir de casa para campings de larga estancia. Su precio es de solo 6.902 euros y llega lista para llenarla de muebles y ubicarla allá donde quieras.

Noma Babari, una casa prefabricada con remolque

Ahora bien, si quieres dar el salto a algo más profesional, con calidad de construcción y listo para entrar a vivir, necesitas echar un vistazo a la Noma Babari. Esta casa prefabricada viene montada en un remolque transportable totalmente homologado y capacidad para hasta 4 personas.

No es una casa pensada para ser vivienda habitual, aunque tiene todo lo necesario para vivir y no necesitar más. Su interior dispone de 19 m2 de espacio, cama doble, baño completo, altillo doble, escaleras con almacenamiento y varios sistemas plegables para optimizar los huecos disponibles. Su precio, eso sí, aumenta respecto a la Gypsy Wagon: son 46.600€ + IVA. Al contrario que la anterior, viene completamente equipada con mobiliario, almacenamiento, electrodomésticos, etc.

Casa prefabricada de lujo por 17.500 euros

La empresa Dos Días tiene una de las casas prefabricadas más espectaculares del mercado. Está alojada en un contenedor de mercancías, tiene salón, cocina completa y el precio incluye todo el mobiliario, el aislamiento y los electrodomésticos. Todo con un aspecto de lujo y espacios muy bien pensados.

De hecho, su precio de 17.500 euros ofrece 15 m2 de habitáculo, que si bien no es muchísimo, se complementa con grandes ventanales que dan luz y amplitud o la posibilidad de integrar otro módulo en el futuro. Y si te parece poco espacio, puedes echar un vistazo a su web para conocer sus modelos de hasta 120 m2.

Prefabricada y flotante para vivir en el mar

Por último, los aspirantes a marinero también tienen una casa prefabricada ideal. Una cuenta de Etsy vende una vivienda flotante de 25 m2 que incluye motor para vivir en un lago o el mar. Está totalmente equipada, su diseño interior es bastante moderno y aunque su precio de casi 50.000 euros no es muy atractivo, sí que se consolida como una de las tiny house más curiosas.

Y es que han pensado en todo, pues la casa tiene una azotea en la que disfrutar del sol, ventanas por todo el habitáculo y varios sistemas para evitar que el movimiento de las olas no se traslade al interior. Curiosa sí, pero muy de nicho y a un precio considerablemente alto.